La vida…empuja: El derecho de nacer, Por Gilberto Varela

oct 31, 2014 1 comentario por

Entre los años 1949 y 1950 se transmitió en Venezuela, por Radio Continente, una adaptación de la radionovela cubana escrita por el escritor y compositor cubano Félix B. Caignet .Protagonizada por Luis Salazar, Olga Castillo y América Barrios. En aquellos años casi toda la familia venezolana se agrupaba alrededor de un aparato de radio a escuchar sus programas favoritos. Y la radionovela El derecho de nacer ocupó el puesto número uno de audiencia. Nadie hablaba de otra cosa. Yo me crié con mi abuela que dicho sea de paso, era una gran novelera, y como la escuchábamos juntos, también fui uno de esos tantos que de lunes a viernes, escuchaba atentamente la trágica historia de un niño fruto de un amor prohibido al que su rico abuelo no quiere y al igual que en Blancanieves, manda asesinarlo, pero su nana, la negra María Dolores, logra rescatarlo y lo cría junto a ella. La madre hundida en la tristeza al haber perdido a su pequeño hijo se mete a monja.

El derecho de nacer 2Pero el niño es un luchador y logra graduarse de médico en la Universidad. Al pasar los años, el abuelo del niño, Don Rafael, tras un accidente se queda mudo y tetrapléjico. En las novelas la justicia tarda pero llega. El niño ahora convertido en el Doctor Albertico Limonta le salva la vida sin saber que es su abuelo. Al surgir mamá Dolores como madre del médico, el viejo Don Rafael se da cuenta de que el doctor que le ha salvado la vida, es aquél niño que él había mandado a matar, que es su nieto.

Horrorizado y con la muerte pisándole los talones, el despiadado abuelo se desespera por querer contarle la verdad a su hija. Pero el condenado viejo no aclara nada, porque no puede hablar, solo balbucea (con una vocecita  entrecortada y cansada)…y así capítulo tras capítulo, para el sufrimiento de los radioyentes, oíamos con gran impaciencia que Don Rafael no terminaba de decirle la verdad a su hija. Cada capítulo se convirtió en un final. Venezuela entera vivió con angustia cada uno de aquellos 20 minutos que duraba la radionovela, mi abuela y yo entre ellos. Hasta que un día a punto de desfaceller (y con él todos los radioescuchas)… con voz de moribundo el condenado viejo habló y le dijo a su hija: “Hija mia…Albertico Limonta…es tu hijo…” Los gritos se escucharon por las ventanas de todos los edificios, de las casas. No exagero cuando digo que mucha gente salió a las calles a felicitarse, algunos alegres porque se acababa el sufrimiento de la novela, y la mayoría por que el condenado viejo había hablado…fue tal el acontecimiento que la “Billos´s Caracas Boys” inmortalizó una guarachita cantada por Manolo Monterrey que decía:

Coro: Ya Don Rafael habló…

Manolo: ¿Y Albertico que le dijo…?

Coro: Ya don Rafael habló..

Manolo: (imitando a una voz de viejo cansado)

“Hija… Albertico Limonta….es tu hijo…”

…y en las fiestas, en la casa o en las escuelas…todo el mundo coreaba la guarachita, en fin, eran otros tiempos…tiempos de radio… la televisión aún no existía…pero no tardaría mucho en llegar. Dejando televisores de demostración en los hogares, hasta por un mes y gratis…pero bueno, eso es otra historia.

el-derecho-de-nacer1

Cátedra del humor, Firmas

Una respuesta to “La vida…empuja: El derecho de nacer, Por Gilberto Varela”

  1. Pedro says:

    Genial

Deje una respuesta