¡PERIPECIAS EN NAVIDAD!, por Carolina Chacón Rizzo.

nov 13, 2014 Sin comentarios por

Ya viene ¡Navidad!, que bueno, tiempo de unión, de reuniones, de familia, de regalos, de recuerdos…,  a los que vivimos en el exterior nos toca duro, porque no queremos bajo ningún concepto desprendernos de todo lo que vivíamos en Navidad. El 18 de noviembre se convirtió en el pistoletazo de la Navidad con el amanecer gaitero en honor a La Chinita. Desde este día ya se comenzaban a sacar toooodas las cajas contentivas de los adornitos del arbolito, el papel que guardamos de años pasados, se recuerdan, aquel verde que tenía como musguito para hacer el pesebre que ya está todo raspado, pero ese es el mismito que me había regalo ¡mi abuela!; como lo voy a botar, de eso ni hablar, las figuritas del nacimiento, el pozo, las casitas, el leñador, los animalitos que muchos de ellos los habíamos agarrado de alguna piñata.

nacimiento-navideño

 

 

 

 

 

 

Recuerdo que íbamos con mi mamá a la Av. Universidad a un negocio que se llamaba Artículos del Día, donde el Sr. Cesar, allí comprábamos las luces para el arbolito, los silbadores, luces de bengala, bombeadores y un poco de cosas más para la noche del 24 y 31 de Diciembre. En mi casa nos reuníamos el 17 de Diciembre para hacer las hallacas la familia al completo o casi al completo, probar el guiso era básico con un pedacito de casabe, el palito respectivo y por supuesto probar la primera hallaca.  El 24 era mágico por que nos acostábamos temprano, venia el Niño Jesús con nuestros ¡regalos!.

Ya las cartas se las había llevado días antes, así que los regalos segurito estarían en la madrugada en nuestra cama o bajo el arbolito; luego venia el 31, cenar, escuchar Las uvas del tiempo de Andrés Eloy Blanco, Las campana de la iglesia están sonando…y esperar que Radio Caracas Radio diera las 12 de la noche y Feliz Año!!!!!!.

Bueno, ahora en estos tiempos la cosa nos cambio drásticamente a los 2 millones de venezolanos que hemos tenido que salir de Venezuela, ahora nos ha  tocado acoplarnos  a las diferentes tradiciones de los países a los que nos ha tocado emigrar. Estados Unidos, Panamá, Italia, Emiratos Árabes, España, por nombrar algunos, a mi me toco España, afortunadamente Canarias donde hay muchos venezolanos y muchas ¡plataneras!. Para poder conseguir las hojas y hacer las hallacas, o que creen, que ¿nos vamos a quedar sin hallacas en Navidad?  Pues no, acá unos venden las hojas como Trino, otras hacen hallacas, otros dulce de lechoza , pan de jamón, y así vamos armando nuestro plato Navideño y si de gaitas se trata, no falta quien tenga un cuatro, tambora,  charrasca  y demás artilugios gaiteros. No podemos dejar a un maracucho por fuera, como por ejemplo a Rafael Tequeño,  que es el que suele dirigir la cuestión y el que nos pone a llorar de vez en cuando.  Es cierto que emigrar no es fácil, pero nos damos cuenta y más nos pega por estos tiempos, para el venezolano son fechas que llegan al alma.

En días pasados me comentaba una prima que está en Italia:  ”aquí nosotros comenzamos por preguntar entre finales de septiembre y octubre entre los vecinos o en los alrededores, quienes tienen matas de plátanos si nos pueden regalar las hojas, ya que igual las deben cortar por el cambio de estación”, cuántos de nosotros no hacemos lo mismo, yo le preguntaba a una señora si me vendía la lechoza verde y me decía que eso no sé como así.. Las tradiciones acá en relación a la comida son demasiado diferentes, no cuadran con las nuestras, pero bueno hacemos de tripas corazón y pa´lante, muchos esperamos poder conocer a la señora que haga hallacas sabrosas y entonces escuchamos,  las de Nancy Toro están muy buenas, no vale tienes que probar las de Luisa de Luinel o las de Arlene, esas están mundiales, y si es con el Pan de Jamón pasa lo mismo, gracias a Dios están estas alternativas sabrosas todas.

Pan de Jamón

 

 

 

 

Amigos queridos, se acerca la temporada más bella del año, este viernes y sábado, escucharemos gaitas en Canarias y el 18 es el día de La Chinita, saquemos todas esas cajas llenas de adornitos y recuerdos, comencemos a iluminar nuestro arbolito.  Hagamos el nacimiento, transmitamos esa alegría del venezolano en navidad. Recordemos la canción que decía: “Un palito aquí otro más allá”, así es nuestra navidad. Invitemos al vecino y a ese paisano que está solo,  retomemos así estemos lejos esos tiempos bonitos y recordemos que VENEZUELA EN NAVIDAD ESTA EN CADA UNO DE NOSOTROS.

Yyy la mejor hallaca es la de ¡mi mamá!…

Hallaca

 

 

 

 

 

 

Hasta otra…

Carolina Chacón Rizzo

Firmas
Sin respuestas a “¡PERIPECIAS EN NAVIDAD!, por Carolina Chacón Rizzo.”

Deje una respuesta