INTOLERANCIA POLÍTICA : “tolerancia pasiva” y/o “intolerancia política” Por Blas De Paz Santos.

nov 30, 2014 Sin comentarios por

INTOLERANCIA POLÍTICA

 “tolerancia pasiva” y/o  “intolerancia política”

Por Blas De Paz Santos

 “El lenguaje empleado en política con frecuencia promueve la intolerancia e incluso legitima la violencia… El respeto sin temor al disentimiento sin la amenaza de violencia pone a prueba la madurez [y] la democracia… La cultura democrática se pone a prueba cuando somos capaces de respetar la igualdad y la libertad de quienes más distan de nuestra opinión política, nuestro interés material, nuestra creencia y nuestra conciencia.” Zackie Achmat, “Of language and Politics”,

¿Tolerancia pasiva y/o Intolerancia política? Es sabido que la intolerancia es todo lo contrario a la tolerancia, en política la intolerancia nos lleva a marginar a nuestros adversarios no permitiendo las ideas y creencias discrepantes al no intentar comprenderlas, valorizarlas e imponiendo las propia mediante todos los procedimientos a su alcance, es decir atacando esas ideas y pretendiendo eliminarlas ya que cree que su postura es la única válida.

Los intolerantes luchan por imponer su forma de pensar por encima de todo, “pensamiento único”. Estos están presentes en todas partes, en la familia, en la comunidad, en las empresas, en las instituciones, en la nación.

Son irrespetuosos y excluyentes con toda persona y grupos que consideren diferentes a ellos, políticos, religiosos, sexualidad, etc. Una de sus herramientas favoritas es el rechazo y el uso de la violencia. Una muestra evidente es todo lo sucedido en estos 16 años de supuesto socialismo del siglo XXI, enumerar los casos nos llevaría a un sinfín.

La situación social y política de Venezuela nos presenta un escenario donde ha surgido y se está afianzando la “tolerancia pasiva” de parte de cierta clase política, que equivaldría al «vive y deja vivir», que no es más que cierta indiferencia por los verdaderos problemas que vienen sufriendo el pueblo en general.

¿Pero, qué es la “tolerancia pasiva”? Entendemos por tolerancia pasiva o negativa aquella que consiste en “no hacer”, en un abstenerse: no protestar, no agredir, no prohibir, no perseguir, no defender los derechos fundamentales y aun no indagar ni reclamar pública declaración y atropellos de las creencias de otro.  La tolerancia pasiva es compatible con las actitudes de menosprecio y de indiferencia por la suerte ajena y, en la práctica, como ocurre frecuentemente, se acompañan las actitudes de tolerancia-menosprecio.

No debemos alimentar el irrespeto hacia los demás, las injusticias, la desvergüenza extrema, la delincuencia impune, las violaciones constantes de los derechos fundamentales, la anarquía social, con una “tolerancia pasiva” porque nos estaríamos cobijando con el manto de la indiferencia y de la impunidad que tantos problemas ha  generado en nuestra sociedad.

La tolerancia no puede ser pasiva. La tolerancia requiere convicción, solidaridad, valor, y compromiso con la libertad. La tolerancia es la base de la libertad de conciencia y la autonomía individual. Como tal no puede estar ausente o indiferente en actos que dañen a terceros y violen la autonomía individual y moral del pueblo. Desde este punto de vista, no puede haber “tolerancia pasiva” ya que la tolerancia representa las creencias y actuaciones de las personas sin estar sujetas a interferencias o restricciones institucionales o políticas.

Como afirmaba John F. Kennedy“La tolerancia no supone falta de compromiso con nuestras propias creencias, sino más bien la condena de la opresión y la persecución de los demás.”

Igualmente Pierre Bayle afirmaba: “La tolerancia es, pues, fuente de paz, y la intolerancia, causa de desorden y peleas”

Por Blas De Paz Santos

blasdps@gmail.com

@blasdps

Firmas
Sin respuestas a “INTOLERANCIA POLÍTICA : “tolerancia pasiva” y/o “intolerancia política” Por Blas De Paz Santos.”

Deje una respuesta