Feliz Navidad a mis hermanos de Venezuela, por Cristina Tavío.

dic 24, 2014 Sin comentarios por

Feliz Navidad a mis hermanos de Venezuela

*.- Cristina Tavío, vicesecretaria de Acción Sectorial del Partido Popular de Canarias, Portavoz de la Comisión de Exteriores del Parlamento de Canarias.

Es para mí un gran placer poder compartir algunas reflexiones con mis amigos canarios en Venezuela, y con la comunidad venezolana en el Archipiélago, con ocasión de la Navidad, una fecha para celebrar con nuestros seres queridos, como también para meditar sobre lo sucedido el año saliente, y agradecer las buenas cosas que tenemos.

Una de las mejores noticias que nos podía dejar esta Navidad es el restablecimiento de relaciones diplomáticas y comerciales entre Estados Unidos y Cuba, países hermanos en los que se dejó sentir la emigración canaria durante siglos, y que hoy reabren un diálogo interrumpido durante más de 50 años.

Esperamos y deseamos fervientemente que esto se traduzca en una mejora del nivel de bienestar del pueblo cubano, pues lo que es bueno para Cuba también lo es para miles de isleños que no quieren que dos naciones tan cercanas, con intereses comerciales comunes, vivan de espaldas.

Coincidimos, por ello, con la valoración hecha por nuestro presidente, Mariano Rajoy, respecto a un hecho grato y esperanzador que ha de contribuir a la democracia en el país que actualmente preside Raúl Castro. España ha sido una de las naciones que más activamente ha respaldado este proceso, favorable a un acuerdo histórico que pone fin a una situación no querida por nadie.

La política española es sobradamente conocida porque es la que está protagonizando la Unión Europea, proclive a la restauración de la democracia, el progreso y los derechos humanos. Todo lo que sirva a estos efectos es útil, ya que constituye el interés máximo de España y de Europa, y conviene recordar la reciente visita de nuestro Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo a la isla.

Esta acción demuestra que solo por el camino del entendimiento se llega a buen puerto. Cuba sabe que el modelo del encierro y el enfrentamiento no es viable, y conduce a un deterioro económico imposible de sostener, mucho menos con políticas intervencionistas que solo nos llevan a la pobreza y la sumisión.

La situación de Venezuela, que en los últimos tiempos ha caminado paralela a la de Cuba, se complica por momentos, y lo seguimos en Canarias con honda preocupación. Con una economía en contracción y una inflación que se aproxima al 65 por ciento, de acuerdo con cifras oficiales, la caída de los precios del petróleo ha obligado al gobierno a reducir su presupuesto, descargando el peso de los ajustes en los programas sociales que benefician al ciudadano.

La escasez de bienes básicos es incluso más preocupante en estas fechas tan señaladas, y somos muchos los que pensamos que 2015 debería ser un año de transición económica y política. Nuestro deseo es que Venezuela, un país al que nos unen tantos lazos históricos y de afecto, abandone la situación de inestabilidad que atraviesa. El control de divisas no está haciendo bien a quienes atesoran una de las mayores reservas petroleras del mundo, y que atraviesan un incompresible problema de abasto.

Esta semana lo hemos dicho en el Parlamento de Canarias respecto a nuestro archipiélago en un debate sobre las ayudas de la Unión Europea a nuestros sectores agrícola y ganadero: Como no producimos gran parte de lo que consumimos, tenemos que importarlo, y eso es lo peor que puede pasar a una economía.

El Gobierno de Venezuela, como el de Canarias, no puede reaccionar a la crisis y al serio problema económico que atraviesan muchas de nuestras familias con mera propaganda. Es preciso un cambio de rumbo para evitar el desastre económico y social, y la clave está, como no, en una política económica rigurosa y decidida, con las reformas necesarias para caminar por la senda de la recuperación.

En estos tiempos de conflicto, la Navidad nos permite un breve respiro para celebrar la esperanza y la alegría, y también para pensar en la justicia y el amor entre semejantes. Por mucho que parezca imposible, un futuro mejor de libertades y prosperidad nos aguarda, y yo soy de las convencidas de que ha de llegar.

Solo me queda dar las gracias a todos por su aliento y cariño desde Venezuela. Espero seguir contando con ustedes en 2015, en el que se abrirá un nuevo periodo al que miramos con esperanza, seguros de que nos traerá grandes satisfacciones.

Les deseo una Feliz Navidad y un año nuevo muy dichoso.

Cristina Tavío.

Cristina Tavío, Firmas
Sin respuestas a “Feliz Navidad a mis hermanos de Venezuela, por Cristina Tavío.”

Deje una respuesta