Tu asesora farmacéutica: Estrés térmico “ola de calor”. Por Mariela Salabarría Fernández.

jun 30, 2015 Sin comentarios por

Muchos son los síntomas que puede llegar a provocar el calor excesivo que nos pronostican los meteorólogos estos días: agotamiento, taquicardia, dolor de cabeza, cansancio extremo es lo que sin lugar a duda sentiremos estos calurosos días. Se impone la naturaleza, contra ella poco podemos hacer, conservarla, cuidarla y mimarla, pero estos días en los que parece que intenta deshidratarnos, tendremos especial cuidado demostremos las habilidades que hemos aprendido a lo largo de los años para convivir con sus desafíos.

A consecuencia de la alteración del metabolismo hidro-sódico provocado por la pérdida por sudor sobreviene el síndrome de agotamiento- deshidratación. Un golpe de calor convirtiéndose en una urgencia médica.

 Los más susceptibles a sufrir los efectos de estas altas temperaturas, son los ancianos, los lactantes, los niños, las personas con una afección crónica que requieran medicamentos y las personas dependientes, si nos detenemos a pensar, muchos son los afectados por el intenso calor, así que debemos adoptar las medidas necesarias que mantengan nuestra salud.

El deterioro cognitivo en los ancianos dificultan el registro de la sensación de sed y una disminución de su capacidad de termorregulación. Esto se debe a la inactivación de las papilas gustativas, tienen menor actividad, tendremos que  insistir e incluso supervisar la cantidad de agua que beben para garantizar que estén hidratados con base en el estado de su salud, recordemos que quienes presentan insuficiencia renal tiene restricción de líquidos, pero de forma general necesitan beber agua, más aún en días de excesivo calor.

La existencia de una dependencia (paciente encamado) es un factor de riesgo mayor no distingue entre edad, es una condición suficiente la dependencia para que sufran los efectos del estrés térmico de estos días.

Ante una ola de calor, los profesionales de la salud deben tener presente que algunos medicamentos pueden agudizar el síndrome de agotamiento, deshidratación o de golpe de calor, no son los desencadenantes pero, pueden contribuir al agravamiento del síndrome de agotamiento y de golpe de calor. Es el médico de cabecera el que puede decidir la acción terapéutica específica, evaluando clínicamente al paciente. Si los días de calor se prolongan en el tiempo, lo indicado es revisar periódicamente el estado de hidratación.

Recomendaciones generales

  1. Prevenir, no exponernos al sol en las horas en que está más fuerte, permanezca a la sombra o lugares frescos siempre que sea posible, al vestirse no olvide utiliza colores claros, tejidos de algodón.
  1. Beba abundante agua aunque no sienta sed
  2. Dúchese varias veces al día, su cuerpo se lo agradecerá
  3. Recuerde usar gorra, o sombrero, un toque personal para estos días no vendrá nada mal
  4. Las verduras, las frutas que no falten en su dieta, un gazpacho , esa ensalada fría que viene acompañada de un vaso de zumo de futas le ayudara a restablecer los niveles de sales minerales en su organismo
  5. Evite automedicarse. No tome ningún medicamento sin el consejo de su médico. Los antinflamatorios no esteroides, son especialmente nefrotóxicos en caso de deshidratación
  6. No dude en pedir ayuda la más mínima sospecha de estar sufriendo el síndrome de agotamiento – deshidratación. Puede llamar a emergencia sanitaria al 112
  7. No olvide utilizar protección solar antes de salir de casa
  8. Manténgase informado, con seguridad estos días pasarán y con ellos los comentarios más comunes: “que calor”, “estos días nos queman”, ”no recuerdo días con tanto calor”.

 Mariela Salabarría Fernández.

Firmas, Mariela Salabarria
Sin respuestas a “Tu asesora farmacéutica: Estrés térmico “ola de calor”. Por Mariela Salabarría Fernández.”

Deje una respuesta