Primera víctima: la verdad. Por Pedro Pablo Fernández.

jul 31, 2015 Sin comentarios por

“Cuando se declara la guerra, la verdad es la primera víctima”. Una frase que se atribuye al pensador griego Esquilo, a la demócrata estadounidense Irma Johnson, al político británico Arthur Ponsonby y a Winston Churchill y que se repite a lo largo de la historia porque cada vez que se presenta una guerra cae mortalmente herida la fulana verdad.

Esto ocurre porque se extrema la radicalización y cada quien busca imponer su verdad y desaparece el espacio para la reflexión, el análisis, la deliberación y la autocrítica. Cuando el ser humano se radicaliza se vuelve emocional y pierde su condición de ser racional. Si yo soy del oficialismo la inflación y el desabastecimiento son resultado de la guerra económica y si soy opositor tengo que repetir que todos en el gobierno son narcotraficantes aunque la acusación venga de un fulano del que no se absolutamente nada.

Es difícil plantear un debate racional en los extremos polarizados porque cada quien defiende su verdad como si fuera la verdad absoluta. Cualquier oficialista que hace alguna crítica al gobierno pasa a ser “agente del imperio” y cualquier opositor que no plantea que hay que freírle la cabeza en aceite a los chavistas es “un colaboracionista”.

Si uno estudia el comportamiento de los extremistas de cada lado se da cuenta de que, como con los imanes, los polos opuestos se juntan, se parecen, son como una imagen frente al espejo donde uno levanta la derecha y en el espejo aparece la izquierda.

Tengo mil razones para querer que este gobierno termine: un modelo económico que desaprovechó la inmensa cantidad de recursos con que contamos, un país que se está empobreciendo producto de la inflación, un sistema autoritario que desconoce la dignidad de los seres humanos y un largo etcétera.

Quiero sustituirlo por un sistema democrático moderno donde funcionen las instituciones, donde todos seamos iguales ante la ley, donde se desarrolle una economía productiva que genere empleo y oportunidades, y donde se busque la justicia a través de la educación y de la creación de iguales oportunidades para todos.

Esto se dice muy fácil pero va a requerir de un esfuerzo enorme y de grandes sacrificios. Ni el gobierno, ni la oposición van a poder llevar adelante la tarea en un esquema de confrontación. Va a ser indispensable acabar con la radicalización y abrir espacio para un gran consenso alrededor de una agenda compartida. Esa es la tarea.

Pedro Pablo Fernández.

@PedroPabloFR

Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/opinion/firmas/pedro-pablo-fernandez/primera-victima–la-verdad.aspx#ixzz3hPRTSe2h

Firmas
Sin respuestas a “Primera víctima: la verdad. Por Pedro Pablo Fernández.”

Deje una respuesta