“Bienvenido al país de las colas y el de No hay” IV parte. Por Blas De Paz Santos.

oct 04, 2015 1 comentario por

“¿Mami porque pasan y pasan chinos y a nosotros no nos llaman?”

 Parte IV

Tours por la Venezuela de miseria

 “Donde ninguno manda, mandan todos. Donde todos mandan, nadie manda. Es el caos”

Jacques Bénigne Bossuet

 Como ya hemos comentado Venezuela está hecha un caos, no importa si usted es de Izquierda (Chavista), Ni-Ni o de derecha (MUD) la realidad del día a día demuestra que la situación desesperante los afecta a todos sin distingo de clases, políticos o religiosos.

Los medios de comunicación en manos del RÉGIMEN (99%) se encargan las 24 horas del día de mantener una campaña de adoctrinamiento y distorsión y ocultamiento de la realidad que está viviendo el pueblo. Estamos consiente que para el lector es difícil imaginarse la cruda realidad que hemos pretendido narrar, producto de nuestro Tours por la Venezuela de miseria.

 Retornando a nuestro Tours, no podemos dejar de hacer referencia a las experiencias vividas en la tramitación de servicios públicos institucionales. Necesitamos renovar nuestra cédula de identidad, , como se lo están imaginando las colas en los SAIMES de todo el país son interminables y por supuesto centros de “matracas” y corrupción en toda su estructura. Si no dispones para cubrir los requerimientos de esta corrupción tendrás que hacer cola con toda seguridad desde tempranas hora de la madrugada sin garantía de que puedas obtener el documento que necesitas.

 Recurriendo al chantaje (bájate de la mula) forzado por las circunstancias obtuvimos atención con preferencia a pesar de la cantidad de personas, niños y adultos mayores que estaban haciendo cola, nos ubicaron en una sala de espera para la reseña de la huella y la foto correspondiente, totalmente hacinados por falta de espacio, a mi lado una señora con dos niños de 9 y 10 años esperaban al igual que todos los que nos encontrábamos, la niña (10 años) cansada por la espera se dirige a la madre y le pregunta “¿Mami porque pasan y pasan chinos y a nosotros no nos llaman?” sé que es difícil percibir tal situación, me sentí como el ser más despreciable ante tal situación ya que eran las 2:30 pm y ellos se encontraban desde la 5:30 am y seguían  esperando sin seguridad de ser atendidos por las irregularidades de funcionamiento. Así como esta anécdota, vivimos suficientes para escribir toda una serie de larga duración.

 Regresando a la triste realidad nos tocó vivir el pésimo funcionamiento de los servicios públicos, personalmente nos tocó en varios momentos sufrir las consecuencias de los “recortes energéticos”, en la casa, en el banco, en el tráfico con la anarquía correspondiente, y por supuesto los agentes de Tránsito tampoco aparecen para ayudar a aliviar el caos etc. Además de los períodos de “apagones” o cortes prolongados, la calidad del servicio fluctúa de tal manera que las bajas de tensión dañan los equipos eléctricos (televisores, electrodomésticos, computadoras) sin embargo la empresa estatal que se encarga del suministro no responde por los daños causados por las bajas de tensión.

Estos apagones agravan aún más el precario servicio de Agua Potable, ocasionando la falta del servicio de agua durante día o días, la impureza del agua está en extremos de insalubridad en muchas ciudades del país.

 No me gustaría terminar esta experiencias después de nueve años de exilio forzado por las circunstancias ya conocidas, sin expresar el dolor ocasionado por el deterioro tanto físico como moral de la población de Venezuela, repito lo expresado en la primera entrega: “El venezolano ha perdido en estos 16 años de este régimen la idiosincrasia natural del pueblo. Y mi mayor preocupación es ver que el deterioro está generalizado y su recuperación será a muy largo plazo.”

 BLAS DE PAZ SANTOS

#HablandoClaroSinCensura

blasdps@gmail.com

@blasdps

Blas De paz Santos, Firmas

Una respuesta to ““Bienvenido al país de las colas y el de No hay” IV parte. Por Blas De Paz Santos.”

  1. Nancy Galeno says:

    Triste realidad, y seguirá deteriorándose mucho mas, sino ponemos fin a esta locura. En manos del pueblo esta terminar con esta agonía, que vive el país de Bolívar, de tantas bellezas naturales, un país rico y un pueblo viviendo en la mas absoluta miseria.

Deje una respuesta