Antipolítica para idiotas. Por Pedro Pablo Fernández.

dic 31, 2015 Sin comentarios por

En la Grecia antigua, madre de nuestra civilización, a los que no se involucraban en política los llamaban “idiotes” (persona que no ofrece nada). De ahí viene la palabra idiota.

Cuando yo me inicié en política, meterse en política era “una raya”. “Yo no vivo de la política, yo vivo de mi trabajo”; esa idiotez la repetía un gentío, y con mucho orgullo. Creo que hoy todos entendemos que sí vivimos de la política, y ésta no solo nos afecta nuestro presente sino algo más importante, el futuro de lo que más queremos: nuestros hijos.

Una de las causas que más peso tuvo en su descrédito fue la campaña sistemática de antipolítica que llevaron adelante grupos económicos buscando el control político. Alguien por aquel entonces la llamó la “Conspiración diabólica”.

Por estas calles, la novela de mayor poder de penetración en la sociedad que ha habido en la historia de la televisión venezolana, tenía como uno de sus protagonistas a un político corrupto, manipulador, cínico e inmoral que en su demagogia llegaba al extremo de repartir comida podrida causando la muerte de mucha gente. Don Chepe Orellana era el estereotipo que se quiso construir.

Pero todo no fue una invención mediática. Muchos hechos de corrupción, aunque magnificados por la campaña antipolítica, fueron reales. Muchos políticos interpretaron bien la idea que se tenía de ellos, pero fue la generalización la que terminó produciendo una especie de profecía autocumplida: Si la política es para bandidos, tracaleros y corruptos, los honestos se mantuvieron al margen y fueron los bandidos, tracaleros y corruptos los que ingresaron a ella.

El papa Pío XII dijo “La política es la forma más excelsa de la caridad después de la religión”. La caridad -en el lenguaje católico- es sinónimo de amor.

El 2016 va a ser un año muy difícil para los venezolanos. Estamos urgidos de un liderazgo que reivindique la política como una forma de amor al prójimo, sometida a la ética, que no busca otra cosa que el bien común y la dignificación de cada una de las personas.

Venezuela, hoy más que nunca, necesita una fuerza política moral, inspirada en valores que contribuya a construir una sociedad basada el amor al prójimo, la solidaridad, la justicia social, la libertad y el respeto a la dignidad de las personas

Pedro Pablo Fernández.

@PedroPabloFR

Firmas
Sin respuestas a “Antipolítica para idiotas. Por Pedro Pablo Fernández.”

Deje una respuesta