Tu asesora farmacéutica: Hiperuricemia. Trastorno metabólico. Por Mariela Salabarría.

feb 02, 2016 Sin comentarios por

Hiperuricemia. Mariela Salabarría.

Durante mucho tiempo se ha considerado la hiperuricemia (incremento de ácido úrico en sangre), depositándose cristales de urato monosódico en zonas articulares, provocando una enfermedad conocida como la gota. Enfermedad de países muy desarrollados, influenciados directamente  por los hábitos dietéticos de los individuos, a los que se les atribuye consumo elevado de carne roja y marisco. Se consideran también alimentos muy perjudiciales:

-  Bebidas gaseosas con alto contenido de azúcar procesada como la fructuosa.

Alcohol (deshidrata el cuerpo), dificultando la eliminación natural del ácido úrico. La cerveza es considerada como una de las bebidas alcohólicas más perjudiciales para los pacientes de gota dado que, además del alcohol, contiene purinas que incrementan los niveles de ácido úrico.

 La gota evoluciona durante años, sin presentar síntomas (fase asintomática) por lo que pasa inadvertida para el paciente durante muchos años. Un ataque agudo de gota se produce cuando el nivel de ácido úrico en la sangre alcanza un punto crítico y suele provocar una inflamación de la articulación del dedo gordo del pie.

El origen de esta alteración clínica se debe al desequilibrio que se establece entre la producción y eliminación del ácido úrico, o la combinación de ambos procesos.

Otros son los factores relacionados con la prevalencia de la hiperuricemia: edad, obesidad, estilos dietéticos de vida, tratamientos farmacológicos (uso de diuréticos tiazídicos ( hidroclorotiazida, clortalidona, furosemida), bajas dosis de aspirina, fármacos empleados en pacientes trasplantados entre otros.

Las mujeres rara vez sufren ataques de gota antes de la menopausia porque las hormonas sexuales femeninas ayudan a mantener bajos los niveles de ácido úrico. Sin embargo después de la menopausia, el riesgo de sufrir un ataque de gota se eleva a casi la mitad del de los hombres de mayor edad.

Se diagnostica clínicamente por exploraciones físicas, determinaciones analíticas o estudio radiográfico simple.

Vitaminas en su organismo 3

 Recomendaciones      

- Dieta equilibrada, evitando consumo de alimentos ricos en purinas (carnes rojas, mariscos, pescado azúl, víceras.

- Aumentar el consumo de proteínas vegetales: soja, legumbres.

- Controlar el sobre peso. Evitar el sedentarismo.

- Beber abundante agua (2 – 3 litros/ día), zumos de frutas como manzana, limón, sandía, fresas…

- Valorar con su médico o farmacéutico el consumo de medicamentos que incrementan el ácido úrico. Y pedir un seguimiento farmacoterapéutico en la oficina de farmacia.

- Infusiones diuréticas de: cola de caballo, diente de león, alcachofas.

- Suplementos de vitamina C, Betacaroteno, Magnesio, Lino, Chia.

Recuerde: La gota es una enfermedad considerada curable, al normalizarse los valores de ácido úrico en sangre y al disolverse los cristales acumulados.

No debe confundirse gota con hiperuricemia. La mayor parte de personas que presentan cifras de ácido úrico moderadamente elevadas no tiene episodios de gota.

Lic Mariela Salabarría.

Firmas, Mariela Salabarria
Sin respuestas a “Tu asesora farmacéutica: Hiperuricemia. Trastorno metabólico. Por Mariela Salabarría.”

Deje una respuesta