La existencia del contrario. Por Ángel Nazco García.

feb 29, 2016 2 comentarios por

Es posible que, como decían los filósofos griegos, todo tenga su contrario, y es así que podemos apreciar que algo es alto porque conocemos quehay algo bajo; o que un tejido está mojado y otro está seco; que una persona es rica y otra es pobre; que mi amigo hoy está  alegre pero ayer estaba triste; que el bien y el mal existen en cada persona y se complementan para formar una unidad que se manifiesta en la conducta del ser; y también, en base a este fundamento de la existencia del contrario, podemos leer los escritos de San Agustín y Santo Tomás, ambos argumentando y defendiendo que Dios es único y que no tiene su contrario, aunque el Diablo anda suelto.

Existen miles de personas que están sufriendo, atrapadas en un existencialismo que no les muestra los caminos más atractivos. En la vida alternamos momentos de sufrimiento con momentos de dicha,  y todos, sin excepción, pasamos por ello, no podemos escapar a ese proceso, que a unos nos toca peor que a otros, y, sin embargo, debemos buscar siempre el equilibrio. Personas que se han acostumbrado a ser el “esclavo agradecido”, les tratan mal pero dicen…”y menos mal que tengo trabajo”, y con esta frase buscan conformidad a su existencia. Los desempleados que han empobrecido, comparten sus escasos alimentos, lo poco que tienen, mientras  distraen el hambre desus niños con cuentos de Caperucita Roja y Pinocho; comparten la pensión de los abuelos; asisten a los comedores de algunas ONG; o forman parte, lamentablemente, de la alarmante estadística de aumentos de suicidios que ha habido en los últimos años, aunque no han sido del interés de los medios de comunicación. Así está parte de la clase trabajadora, mientras el gobierno actual ha dejado sus derechos a la deriva.

En estos días escuchaba el noticiero de TV que nos informaba sobre el monto que ha significado para el pueblo español el tema de la corrupción, y mencionaban cifras, entre ellas los sobreprecios de las obras públicas, y otras gestiones, por más de 40.000 millones de €, y otra cifra del saqueo directo de los fondos públicos por parte de políticos y funcionarios, para sumar un total de más de 90.000 millones, y que con esta cantidad se pudieran resolver los problemas de sanidad, educación, dependencia y otros. El  daño se multiplica día a día porque debemos pagar enormes intereses a la Comunicad Europea por el dinero que les han dado a los banqueros, con el aval del pueblo español. Mientras, qué más da, le quitamos el derecho a la asistencia sanitaria a los inmigrantes y que se vayan muriendo los pacientes con hepatitis C, y las listas de espera para un especialista o un estudio asciende a varios meses, si es que no pasan del año; mientras, los políticos al acecho de las comisiones millonarias, continúan pujando para privatizar los servicios sanitarios y favorecer así a las poderosas compañías de seguros.

Mientras tanto, asistimos a las noticias sobre política, la posible investidura de Pedro Sánchez como el próximo presidente de España, las conversaciones y los posibles pactos, y todo el esfuerzo que se hace por apartar aquellos grupos políticosque pretenden apoyar a los sectores sociales más desfavorecidos, atrapados en ese existencialismo obscuro, aquellos que a veces me dicen que “sería mejor morirse”, lo que no deja de ser una búsqueda de la libertad. Y unos halan para un lado y otros para el otro, y aquellos que nadan en la corrupción y que día a día nos entierran más en la crisis económica, no les importa estar en el lado del mal y aportarnos la cuota de sufrimiento social que padecemos; y vemos como se reúnen, sin decidir si se van a inclinar hacia un gobierno que defienda a los más desposeídos o se inclinan hacia un gobierno que continúe apoyando la inoperancia de un sistema judicial para que los corruptos logren salir del fango y quedar impunes, como ha quedado atado y bien atado, por la herencia del franquismo.

Mientras tanto, tú y yo, como ciudadanos, lo mejor que podemos hacer es cumplir con nuestro deber y tratar de aportar y sumar nuestro esfuerzo, para evitar que la pirámide social se derrumbe, porque como pueblo somos el Estado, y el Estado es nuestro.

Ángel Nazco García.

Ángel Nazco García, Firmas

2 respuestas to “La existencia del contrario. Por Ángel Nazco García.”

  1. Mohammed Elmrissani says:

    …alto y claro…concizo y bien directo con un contenido colosal !!

  2. Jose Antonio says:

    Estoy totalmente de acuerdo ¡¡¡¡¡¡ despertemos ya¡¡¡¡

Deje una respuesta