CONSECUENCIAS DEL CASO WOLFWAGEN. Por José Ignacio Pagone G.

abr 30, 2016 Sin comentarios por

El mayor fabricante automovilístico del mundo (Seat, Volkswagen, Audi ,Skoda y Porsche ) ha reconocido haber instalado un software modificado  que evitaba controlar  los límites de los valores permitidos de los gases tóxicos en las pruebas de control para cumplir con la normativa medio ambiental en algunos motores diesel, y que fueron  descubiertos por la  EPA, en el Estado de California en septiembre del 2015.

Como una consecuencia inicial  tendrá que afrontar los costes derivados de la reparación de los motores, las demandas judiciales de los consumidores y las posibles multas multimillonarias impuestas a nivel mundial por los entes reguladores siendo  uno de los mayores escándalos que involucra la  industria automovilística que la historia recuerde.

El grupo alemán decidió suspender la venta de los modelos implicados en el escándalo, pero no ha procedido a retirar los cerca de las  600.000 unidades que hay en Estados Unidos.

Tras meses de intensas negociaciones entre Volkswagen (VW), las autoridades de Estados Unidos y representantes de los consumidores, el fabricante alemán ha alcanzado un acuerdo para evitar un juicio al respecto  y evitar mayores daños a la maltrecha imagen de la marca a nivel mundial por  información sensible y no publicada , que pudiera salir a la luz pública por las responsabilidades de los máximos directivos y que finalmente se conocería quien autorizo el uso del  software modificado en sus motores diésel.
En una breve vista  el juez  señaló que VW ha cumplido con sus órdenes y ha llegado a acuerdos en principio con el Departamento de Justicia, la Agencia de Protección Ambiental (EPA),

Volkswagen pagará 5.000 dólares a cada estadounidense que compró uno de sus vehículos con el motor diesel.

Engañar a los clientes y en general, al mercado, tiene un precio.

La firma alemana Volkswagen ha presentado  unos pésimos resultados empresariales correspondientes al año 2015: 4.000 millones de euros en pérdidas operativas y 1.582 millones de euros en pérdidas netas, frente a las ganancias de 10.847 millones de euros que obtuvo en 2014, y que le obligan a recortar el dividendo en un 97%. Y todo por haber utilizado un software no homologado de Bosch  para intentar hacerlos pasar por menos contaminantes, cuando en realidad no lo eran.

Los daños materiales y morales a las personas  serán indemnizados pero realmente el medio ambiente será la gran perjudicada por esta contaminación que ha durado más de 5 años y que la emisión de los gases tóxicos de más de 11 millones de coches ocasiono daños irreversibles, en los momentos donde el precio del crudo estaba en máximos históricos y que el 55 % del precio de los combustibles son impuestos e incluyen los ambientales.

En otras palabras todos los ciudadanos hemos sido engañados por la Empresa Automovilística Alemana y ha puesto en tela de juicio a los grandes reguladores ambientales Europeos,  que no fueron capaces de detectar esta manipulación.

Por los momentos, Volkswagen ha aprovisionado ya 16.200 millones de euros. Al cierre del tercer trimestre, la cantidad de fondos apartados para afrontar demandas ascendía a 6.700 millones solo en los  acuerdos en Estados Unidos y servirá de referencia para las indemnizaciones en Europa, donde las acciones judiciales están aun en su etapa inicial.

En este acuerdo inicial los consumidores serán sustancialmente compensados y podrán decidir entre varias opciones: Los propietarios podrán tomar la compensación y quedarse con sus vehículos, que serán arreglados por VW para reducir sus emisiones de óxidos de nitrógeno a los límites aprobados por las regulaciones estadounidenses, o los podrán vender o devolver a la concesionaria de Volkswagen.
Para reparar los daños ambientales la Volkswagen establecerá dos fondos, uno para promover iniciativas ecológicas en el sector del automóvil y el segundo para paliar las emisiones excesivas de óxidos de nitrógeno, un producto considerado cancerígeno por las autoridades sanitarias.

Queda aún pendiente un punto muy importante , la responsabilidades políticas de los entes reguladores que hasta el momento no se ha cobrado ninguna víctima entre los miembros del EUROGRUPO, lo que confirma aun más la desconfianza que millones de ciudadanos tienen sobre la capacidad de las personas que ocupan cargos de responsabilidad y que demuestran que no justifican la elevada nomina que los ciudadanos pagamos mediante nuestros impuestos para mantener este monstruo burocrático de las mil cabezas , haciendo imperante que los puestos Técnicos   sean ocupados por personas altamente capacitadas y no políticos que rotan de silla en silla con el consiguiente retardo en las actualizaciones de las directivas comunitarias.

Este cambio debe iniciarse ya…

José Ignacio Pagone Guerrieri.

Firmas, José Ignacio Pagone
Sin respuestas a “CONSECUENCIAS DEL CASO WOLFWAGEN. Por José Ignacio Pagone G.”

Deje una respuesta