TREN DE LOS VOLCANES: IMAGEN Y REALIDAD. Por Josué D. Fernández.

ago 25, 2016 Sin comentarios por

El tren de los volcanes

Con el predominio cada vez más visible de la verdad y la realidad, sobre cualquier efectismo para representar personas, situaciones u cosas, aumenta igualmente la probabilidad de atajar distorsiones de imagen del entorno en que vivimos. Un afortunado precedente acabamos de encontrarlo en el “Tren de los Volcanes” de Ecuador, por su coincidencia con el “Tren Volador” en la pintura del artista ecuatoriano Gonzalo Endara Crow (1936-1996).

De manera fortuita, sin embargo, en este caso singular la imagen pareciera haber precedido a la realidad, por cuanto el pintor Endara Crow encuadró su arte en los linderos del surrealismo adosado al “realismo mágico latinoamericano”; pero a su vez dejó testimonio de la atracción desde niño al transporte sobre rieles, como descendiente de una familia empleada en el ferrocarril.

Con altos y bajos a lo largo de siglo y medio, la historia ferrocarrilera de Ecuador se comenzaría a contar en 1861,  pero se sostiene que “la construcción se debe al esfuerzo y entusiasmo de dos de los políticos y gobernantes más notables, aunque de ideología política totalmente opuesta: El Dr. Gabriel García Moreno y el Gral. Eloy Alfaro.”

Encontramos después que “a partir de 1975 se inicio una lenta decadencia debido a la competencia por el trasporte automotor y la falta de apoyo gubernamental, y no es hasta el 2008 que es declarado como patrimonio cultural del Ecuador y a la red ferroviaria “Monumento Civil y patrimonio histórico, testimonial, simbólico”, dando inicio a un proceso de recuperación,  re adecuación y explotación turística como atractivo nacional”.

La realidad al día de hoy, en lo que se refiere al “Tren de los Volcanes”, según su propia versión para visitantes es que, la aventura inicia en la estación de Chimbacalle, de donde partimos hacia la “Avenida de los Volcanes.” Pichincha, Atacazo, Pasochoa, la Viudita, Rumiñahui definen la ruta. La vía desciende por las “selvas de Panzaleo” que prestaron madera para las iglesias de Quito, atravesando pastizales, cultivos y haciendas. En Tambillo y Machachi disfrutamos la gastronomía y cultura de los chagras. En el Boliche, a los pies del Cotopaxi, descubrimos su flora y su fauna y regresamos a Machachi para conocer la Granja La Estación y degustar un almuerzo.

Finalmente, a veces ocurre, la imagen de “El Tren Volador” proyectada por el artista Gonzalo Endara Crow,  se ha convertido en grata realidad a los ojos de quienes llegan para comenzar el viaje a los volcanes en la estación Eloy Alfaro, elegida entre las “7 maravillas de Quito” en 2011.

Josué D. Fernández.

fernandez.josue@gmail.com

http://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

www.facebook.com/jd783

El tren de los volcanes II

Firmas, Josué Fernández
Sin respuestas a “TREN DE LOS VOLCANES: IMAGEN Y REALIDAD. Por Josué D. Fernández.”

Deje una respuesta