Vacaciones Underground. Por Gilberto Varela.

oct 07, 2016 2 comentarios por

En España es muy común en vacaciones salir de acampada. A una pareja amiga,  le recomendaron un pueblo llamado “Las Hurdes”  en Extremadura para acampar al lado de unas piscinas naturales de mucha belleza.

Nada mejor que aprovechar las vacaciones para plantar la tienda de campaña y pasarla a nuestra bola disfrutando de tranquilidad. Por las noches dormir viendo las estrellas y  despertarse por las mañanas cuando el sol se filtra en la tienda calentándonos con sus rayos dorados. Toda una experiencia  y además muy económico.

Y esto fue lo que me contaron mis amigos de su periplo:

-El primer día que llegamos de acampada, fue genial. Disfrutamos de las piscinas, de la amabilidad de sus gentes. Pero cuando despertamos a la mañana siguiente “alucinamos- no lo podíamos creer”. -Comenzaron aparecer “tipos raros” por todas partes que venían en caravanas, furgonetas, o haciendo autostop.

-Al medio día estábamos  rodeados de miles personas de todas las nacionalidades, asiáticos, vikingas, gente al estilo “Village People” con penachos de plumas, malabaristas, bebés por montones, perros a su bola por doquier y  todos vestidos como hippies hablando en diferentes idiomas. Día y noche durante la semana, siguió llegando gente sin cesar. En el pueblo casi nadie sabía lo que estaba pasando, pero cuando se dieron cuenta, el pueblito estaba tomado por una legión de gente extraña, con ropajes como salidos de la película MAX MAD. Una invasión de  gentes descalzas, chicas semidesnudas, con mochilas al hombro.  Todo pintaba a los hippies de los años 60. Y de ahí en adelante fue PUM-PUM, pum-pum, pum-pum sin parar día y noche. Cada quien  iba a lo suyo y nadie se metía con los demás, no hubo violencia ni peleas.  ¿Hubo droga?-le pregunté a mi amigo… –Ufff!!!,  y no era un secreto que todos estaban consumiendo, pero La Guardia Civil había montado un operativo especial para interceptar cualquier entrada  y nada, salvo por alguna bobería,- me cuenta mi amigo -¿Hubo sexo?-le increpé de nuevo- …Mi amigo sonríe y dice: -¿Nunca estuviste en una fiesta hippie de los 60 con todo el mundo desmadrado bailando y haciendo de todo? era un “Aquelarre en toda regla”, con la consigna de: “hagamos el amor y no la guerra”. -¿entiendes?  -y remata- ¡Fue tan increíble que volveremos la próxima vez!

Aquelare hippie.

Quiero aclarar que este evento  es un festival hippie de música electrónica “Lost Theory”. Algo Underground y muy excitante. Durante cinco días, 90 DJ descargan su artillería en plena naturaleza virgen. Y todo se organiza en ese lugar tan  encantador donde viene gente de todas partes del Mundo y al parecer muy pocos españoles lo saben.

Hagamos el amor no la guerra

Me contaron cosas sorprendentes como si fuera de una película de los años 60- y si alguien pregunta ¿dónde es?  dejo aquí la dirección: El epicentro de este shock cultural se encuentra en el cruce donde termina Extremadura y comienza Castilla y León. Es el complejo Rural Riomalo, con su camping y unas cuantas hectáreas de terreno donde poner las tiendas de campaña. Feliz viaje. Nos veremos en el próximo “Underground”

-¡Claro, si mi mujer me deja…!!!

 Gilberto Varela.

 

Firmas, Gilberto Varela

2 respuestas to “Vacaciones Underground. Por Gilberto Varela.”

  1. Nombre says:

    Todavía estoy viendo las fotos de mis amigos y casi no me lo puedo creer…es como retroceder a los 60…pero con mas libertad y claro, muchísima droga¡ de lo que sea y una sensación de que el mundo es tuyo…y puedes hacer lo que te de la gana …y on musica las 24 horas del día…de verdad es un Aquelarre perfecto…madre mia…

  2. Nombre says:

    Me estoy pensando ir el año que viene…jajajaja…claro con mi mujer…

Deje una respuesta