¿Hay que portarse mal, para que nos vaya bien?. Por Gilberto Varela.

oct 14, 2016 2 comentarios por

Viendo por enésima vez  GREASE    protagonizada por John Travolta Olivia Newton-John  me vino a la mente mis años de estudiante.  Al igual que en la película los chicos que vestían rompedoramente, con cortes de cabello a la moda, actitudes diferentes, es decir,  rebeldes en toda regla, eran los más exitosos, y los que ligaban más.  Catalogados como “chicas y chicos malos”.  En el fondo eran un poco egoístas y egocéntricos. Actuaban siempre con un  grupo que les seguía y les  imitaba, como si se tratara de una manada. Y eso no ha cambiado desde mi época de estudiante hasta hoy.

chicos malos 1 jpeg

Y aunque de la boca para afuera “todos” les criticaban,  en el fondo era envidia cochina porque no se atrevían a ser como ellos. Y estas “chicas y chicos malos”  eran y son, los que más gustan a todos y  no por ser los “más estudiosos” si no por otras razones como ser rebeldes, bravucones o deportistas. Por eso se convierten en líderes.

El resto de chicos aunque hagan  las cosas bien, para las chicas guapas son casi invisibles  y raramente les hacen caso. Esto ha sido siempre así, como un hábito adquirido en el instituto que continua en la Universidad.

Quiero hacer una aclaratoria: las chicas y los chicos que actúan con rebeldía no es que sean “malos “de verdad. Si no que el colectivo estudiantil  los etiqueta inconscientemente de esa manera, queriendo decir que son: seguros de sí mismos, los que no temen, es decir, los  fuera de “Serie”, “los diferentes”.  Esta es la base de todo y en el instituto los que se comportan así, atraen a todos.

Aunque la mayoría de las mujeres dicen que quieren un buen chico, dulce, amable y sensible,  cuando lo encuentran, pierden el interés o se aburren con esa relación y al poco tiempo lo rechazan  cambiándolo por otro con otras características de un cuerpo escultural o una personalidad fuerte de macho alfa, casi un maltratador.  Son muchas las mujeres que siguen persiguiendo a este tipo de hombres sin importarles si alguno con estas características les haya dejado el corazón partío ¿Por qué? Ni la ciencia lo sabe. Quizás Nos obsesionamos con aquellas personas que nos lo ponen difícil, que nos hacen sufrir y que nos dan una de cal y otra de arena. Tenemos este punto de masoquismo, y no lo podemos evitar.

Los Chicos malos

Pero no solo las mujeres caen. Algunos hombres también.  Pueden tener a su lado una buena mujer y caer en las redes de otra que no tiene nada que ver con la que tiene en su casa. Sin darse cuenta de que al fin y al cabo, un coche familiar y en buenas condiciones,  te lleva al mismo sitio que un espectacular deportivo.

Si los chicos malos eran y son los que ligan más, no os preocupéis, porque: “Todo hombre por muy bueno y “Santo”  que haya sido en su juventud, con el tiempo se convierte en un chico “Malo”.

 Gilberto Varela.

Firmas, Gilberto Varela

2 respuestas to “¿Hay que portarse mal, para que nos vaya bien?. Por Gilberto Varela.”

  1. Nombre says:

    No hay nada que hacer…de verdad que la vida empuja…jajajajajaja…

  2. Nombre says:

    asi es…todo pasa…

Deje una respuesta