Reflexiones desde la Roca. Los letrados del Diablo. Por Máximo Díaz-Estébanez Linares.

oct 18, 2016 Sin comentarios por

Cuál es la interpretación real que se le puede dar a un documento como lo es una constitución nacional, la carta magna es donde parte la gran mayoría de las leyes y reglamentos por las que se rigen los individuos de una nación, está, desde hace algún tiempo lamentablemente viene siendo sujeta a las interpretaciones por parte de individuos y poderes que se encuentran rodilla en tierra, ante  el jumento que maneja el oro en Venezuela.

Desde hace ya algún tiempo, la carta magna venezolana se le viene usando a modo de papel tualet (no precisamente por la escasez) por parte del régimen que asola nuestro país, ya podemos contar por decenas y me atrevería a decir centenas, los distintos dictámenes, decisiones y sentencias que van contra lo escrito en la madre de todas las leyes venezolanas, esto además de ser irregular, injusto y asqueroso para las personas que creen en la justicia y las leyes, es una estrategia de desgaste para intentar frenar el gran movimiento nacional que pide justicia y un cambio  de rumbo hacia un destino más prometedor.

El Tribunal Supremo de Justicia, está en los actuales momentos regido por personas que aparte de no cumplir una serie de requisitos curriculares, son abiertamente partidarios del régimen, siempre se ha dibujado a la dama justicia vendada en los ojos y por eso se decía: “La Justicia es ciega”, en el caso del TSJ en Venezuela esto no cumple y esta evidenciado por las sentencias emitidas por este poder secuestrado y rodilla en tierra, ya el descaro va más allá de cualquier suposición, solo veamos lo último: le aprueban el presupuesto 2017 al presidente, violando nuevamente la constitución y mientras se lo permitamos como pueblo, esto seguirá siendo una praxis habitual de todos los delincuentes que nos roban todos los días un poco más.

Los letrados del diablo darán el visto bueno a todo lo que se les presente, desde el ejecutivo u otra fuerza a fin a este, sin importar si es o no legal, si es o no constitucional, si es o no justo, ellos complacerán los caprichos, ansias y atropellos porque créanlo o no, ellos disfrutan de parte del botín que los revolucionarios le ceden y esto seguirá mientras el pueblo lo permita.

La gran pregunta es: ¿el pueblo de Venezuela está preparado para asumir su rol protagónico?, pero otras cuestiones se alzan ante mí, ¿el pueblo de Venezuela está consciente de que cada robo es directamente proporcional a cada cosa que escasea?, ¿Qué las carencias de medicamento por ejemplo son producto de los robos a la nación?, ¿el pueblo venezolano entiende acaso que si no son ellos los que tienen que hacer valer la constitución NADIE lo hará por ellos?.

Hay una sola posibilidad que pueda mantener la paz ante este lúgubre panorama que se desdibuja y es el REVOCATORIO en este año, pienso que es la única esperanza de cambiar el rumbo de un estallido social que podría degenerar a una guerra civil y fraticida, ¿estaremos a la altura de defender nuestro derecho?, ¿los líderes de la oposición están dispuestos a pagar el precio si no permiten el revocatorio, como lo hizo Leopoldo López al llamar a #LaSalida?, ¿Cuántos están dispuestos a dejar su zona de confort?.

Leopoldo López , nos enseñó a soñar con #LaMejorVenezuela su proyecto, a esto debo agregar las palabras del activista por los derechos civiles el Reverendo Jesse Jackson Nadie debe negociar sus sueños. Los sueños deben ser libres para volar alto. Ningún gobierno, ni legislatura, tiene el derecho de limitar tus sueños. Nunca debes aceptar renunciar a tus sueños”.

Fuerza y fe.

#LuchaYCambio

#RevócaloEnLaCalle

#YoLuchoConVoluntadPopular

 Máximo Díaz-Estébanez Linares

Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

 Síguenos en las redes sociales:

https://www.facebook.com/voluntadpopularislascanarias/

@VPCanarias

vp_canarias@hotmail.com

Si quieres leer otras Reflexiones desde la Roca visita www.maximodiaz.com

Firmas, Máximo Díaz-Estébanez Linares
Sin respuestas a “Reflexiones desde la Roca. Los letrados del Diablo. Por Máximo Díaz-Estébanez Linares.”

Deje una respuesta