Kuzcynski pide salida política para Venezuela.

oct 31, 2016 Sin comentarios por

Los mandatarios posan para la foto de la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno | Foto: EFE

El presidente de Perú hizo circular un documento en el que expone medidas para resolver la crisis en la nación.

La crisis institucional en Venezuela fue enmarcada en la XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebró en Cartagena de Indias. El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, puso a Venezuela en el centro de la discusión del evento.

El mandatario de Perú dijo en la plenaria que el país vecino, refiriéndose claramente a Venezuela, sufre una tremenda crisis económica y también una crisis de derechos políticos.

Kuczynski instó a que se tratasen en la reunión no solo los temas agradables sino también los más candentes.

“Aquí no hay ningún afán de interferir en lo que ocurre en otros países, tampoco ningún afán ideológico, pero sí hay un afán de que todos los latinoamericanos progresen y no retrocedan”, agregó.

El mandatario ya había anunciado que aprovecharía la reunión para pedir a los países de la región, entre otras cosas, desplegar un operativo de ayuda humanitaria a Venezuela, ante la escasez de alimentos y medicinas.

Para ello y según fuentes diplomáticas el gobernante empleó los dos días de la cumbre para entregar un documento que analiza la situación en Venezuela, pide una salida política al conflicto entre gobierno y oposición e incluso impulsar una serie de medidas para resolver la crisis venezolana y el rescate económico del país.

El gobernante hizo circular un documento que es un recuento de lo que piensa ha pasado y lo que debería hacerse.

En el texto se indica: “En Venezuela se afecta el ejercicio del poder con sujeción al Estado de Derecho y la representación e independencia de poderes. El restablecimiento del Estado de Derecho involucra la participación de los actores políticos y sociales venezolanos, para lo cual es necesario que el Gobierno y la oposición logren acuerdos precisos con el objetivo de restaurar el orden democrático”.

Perú plantea realizar una evaluación colectiva de la situación, formar una misión de enviados especiales presidenciales que contacte al gobierno Venezolano y a la oposición y definir alternativas para superar el enfrentamiento entre los poderes del Estado.

La propuesta no es una petición oficial en la cumbre, donde todo tiene que ser aprobado por consenso entre todos los miembros, sino una iniciativa personal carente de validez más allá de la adhesión.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no participó en la cumbre, y en su lugar envió a la canciller, Delcy Rodríguez.

El equipo de prensa presidencial venezolano informó que el país fue representado por Rodríguez, a pesar de que Maduro confirmó ayer a última hora su asistencia. La razón esgrimida por Maduro para no ir fue que esperaba una posible reunión para explorar un eventual diálogo con la oposición, hoy en un lugar por definir, con el acompañamiento del Vaticano.

DATO

De los 22 países miembro asisten a la cumbre los presidentes de México, Guatemala, Chile, República Dominicana, Honduras, Perú y Panamá, además del rey de España y los mandatarios de Portugal y Andorra. El resto de los países están representados por cancilleres y vicepresidentes. Las cumbres iberoamericanas comenzaron en 1991 en Guadalajara, México, y desde entonces han sido el foro anual de concertación que ha reunido a los mandatarios de ambas orillas del Atlántico.

Una cumbre diversa

La cita tuvo como tema central “Juventud, Emprendimiento y Educación” pero no evitó que los mandatarios manifestaran otras preocupaciones. El próximo secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, dijo que vivimos en un mundo caótico sin instituciones multilaterales fuertes y que en muchos países la agenda de soberanía riñe con la de los derechos humanos.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó su rotundo rechazo a los golpes blandos, a los que a su juicio, fueron víctimas los ex mandatarios Dilma Rousseff y Luis Ignacio Lula Da Silva en Brasil, y Cristina Fernández en Argentina.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, apeló a la unión de la región para lograr un desarrollo sostenible e integral en favor de los pueblos.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo Sousa, y el primer ministro de ese país, Antonio Costa, destacaron la importancia del Pacto Iberoamericano por la Juventud, uno de los documentos ratificados en la cumbre.

El primer ministro de Andorra, Antoni Martí, celebró la realización de la cita en el Principado en 2020.

Actualidad / Noticias
Sin respuestas a “Kuzcynski pide salida política para Venezuela.”

Deje una respuesta