Estamos “rodeados”. Por Ángel Nazco García.

nov 14, 2016 Sin comentarios por

Desde hace pocos meses he venido dando una charla sobre algunos aspectos de la historia del mal, partiendo de los siglos V a.C., con Heráclito de Efeso (V-IV a.C.) y su teoría de la existencia del contrario. Mencionaba también la defensa que hacía San Agustín de Hipona (III – IV d. C.) a la unicidad de Dios, contradiciendo la teoría heracliana. Santo Tomás de Aquino (XIII d.C.) y su libre albedrío, en su pretensión de exculpar a Dios por la existencia del mal. En pleno siglo XVIII, los ilustrados se ensalzaron en una discusión sobre  la existencia de Dios a propósito del enorme sufrimiento de la población de Lisboa, como consecuencia del terremoto ocurrido en 1755, con un saldo de 60 a 100 mil muertes ¿Por qué Dios permitía que ocurriese tanto mal? Mencionamos la actuación de España en América (XVI-XIX), a propósito, principalmente, de la etapa de conquista, de la masacre indígena con intenciones de exterminio y posterior colonización, sustituyendo a esta población con esclavos negros africanos, de cuyo tráfico y comercio también formó parte, con el beneplácito de la Iglesia; quizá ha sido este el mayor mal, el mayor “pecado”, en la historia de la humanidad. Hitler y su holocausto judío barrieron gran parte de Europa a mediados del siglo XX, con unos 8 millones de víctimas producto de la incontrolable xenofobia que se apoderó de las almas del pueblo germano, ciegos seguidores de su líder. Los campos de concentración a trabajos forzados y otros tipos de cárceles, denominados Gulag (1930 – 1960), dirigidos por Stalin, Rusia, en los años post II Guerra Mundial, con unos 20 millones de muertes, acción que justificaba en pro del progreso del proceso de industrialización de la nación; presos políticos y delincuentes comunes se mezclaban en estos campos de trabajo; responsables de más muertes que la política nazi nacida en tierras germanas. Dejamos atrás muchas guerras, genocidios, dictaduras criminales. Finalmente, entramos en el tema de la corrupción, tan  viejo como la historia de la humanidad misma, pero que ha cobrado una enorme actualidad, dado que ha infiltrado a gran parte de los gobiernos del planeta, entre ellos a nuestra querida Venezuela que, además, ha sucumbido a la miseria, y en España el gobierno que nos rige actualmente y que continuará a pesar de las evidencias, dado que a gran parte del pueblo español le gusta comer de esta “ensalada”. Tampoco debería sorprendernos que los medios de comunicación, prensa hablada y escrita, y los poderes económicos, intervengan las acciones de gobierno, le marquen la dirección de sus senderos, que quiten y pongan presidentes. Esto tampoco es nuevo.  Pero que a propósito del “golpe de estado” que le han dado a Pedro Sánchez en el PSOE, con la finalidad de retirarle del mercado político, quítate tú que me pongo yo, se menciona una posible intervención del Grupo Prisa con tal objetivo (según los noticieros de televisión en los últimos días) ¿Acaso el “ángel hermoso, el ángel caído, Lucifer,  nos ha tendido un cerco? ¡Dios mío! ¡Estamos rodeados!

Ángel Nazco García.

Ángel Nazco García, Firmas
Sin respuestas a “Estamos “rodeados”. Por Ángel Nazco García.”

Deje una respuesta