Que si te apuras te mueres y si no te apuras…también. Por Gilberto Varela.

nov 25, 2016 3 comentarios por

Nunca nos sentimos tan viejos como parecemos o somos. Cuando tenía 40 años me sentía como de 30. Pero no me comportaba igual que un treintañero, claro que no, hay que saber estar en el tiempo y en el espacio que nos corresponde. No vayamos a ser un viejo verde de 40 persiguiendo a carajitas de 18 o de 20. No, eso no. Es ridículo. Claro, que si son ellas las que se acercan a ti, e insisten, pues no tienes más remedio. La carne es muy “debilucha”.

Juventud-Vejez2-450x234

Cuando cumplí los 65 años me di  cuenta de que actuaba, pensaba y sentía lo mismo que cuando tenía 40. Pero había algunas cosas en que no…mejor no las digo. Pero no, no era igual. ¿Qué había cambiado en mí? En mi manera de sentir y de pensar  no había cambiado mucho. Solo cuando me miraba al espejo me veía, con más edad, más viejo pero yo no me sentía así porque en lo demás todo o “casi” seguía siendo igual. A que todos nos pasa lo mismo ¿verdad?  Oye,  que estoy  a punto de cumplir 73 años  y tampoco me siento como un ancianito de 73 años.¡ Que no coño!.

Envejecemos queramos o no, pero estamos ahí  y por dentro seguimos siendo la misma persona, lo mismo pero con otras perspectivas… a veces queremos lo que no podemos.

 Creo que la juventud reside en el corazón y en la voluntad, no en las arterias, en los huesos o en otros lugares, donde duele. Claro que cuando jóvenes también teníamos dolencias, pero  no le dábamos importancia porque éramos jóvenes fuertes. Y las resacas  y dolores pasaban rápido. Pero ahora el cuerpo no reacciona igual. Lamentablemente las dolencias  forman una red con otros dolores y joden más.

No se puede mirar a una persona solo por la edad que representa físicamente. Podría haber un joven dentro de un cuerpo envejecido y al revés también. Jóvenes de cuerpos… y mente de viejo pichacoso..

 Con la edad, perdemos memoria, agilidad, resistencia, plasticidad (si alguna vez la tuvimos) pero nuestra visión del mundo se expande a una mayor comprensión que antes no teníamos. A  menos que seamos un viejo (o vieja) “amargada”.

 Es lamentable que las leyes  decidan declararnos “viejos por decreto” a los mayores de 60 años. Ahí es cuando entramos a formar parte de los viejos y algunos nos catalogan  como: viejo= inútil “o sea comemierda”. En algunas familias el “pesao” de la casa.

En España a los 35 años ya eres viejo para conseguir un puesto de trabajo. La sociedad laboral lo impone así.  Para los jóvenes esto es una absoluta “mierda”. La mayoría de los carteles donde buscan personal “marcan la edad” en menos de 35 años. Así que los mayores de esa edad la tienen muy jodida ¿Por qué? Porque comienza la espiral de “vejez”. Deberían imponer una Ley que  evite este abuso.

A los 65 te vas para tu casa jubilado, aunque ahora quieren que te vayas a los 70 o 75 años. Para que cotices más. Y cuando te llegue la jubilación no tengas el tiempo suficiente para  gozarla, porque es casi seguro que a los 83 años estarás fuera de “servicio” y lo cotizado por ti va para otro al que también le pasará lo mismo.

Con la que está cayendo de sueldos tan precarios, aquí tiene que trabajar hasta el gato para llegar a fin de mes. Y todos los abuelos y abuelas hacemos horas extras que da gusto. Porque  cuándo nuestros hijos tienen que ocuparse en un trabajo todo el santo día con un sueldo miserable, ¿a quién le dejan los niños? ¡¡¡A los abuelos!!!.

Los viejos estamos “señalados” por la gente y nos llaman de “3ª edad” y tenemos que vivir aparte en unas “Residencias para jubilados”, “club del jubilado”, “fiestas para 3ª edad”, “viajes del IMSERSO para viejos”…Pero ¿Y qué les pasa aquellos  que no tienen dinero para viajar, que los amigos se han ido muriendo y van quedando solos?  Esos están solos.  Tienen a su familia y a nadie más. Pero la familia también tiene compromisos, amigos, hijos, trabajo, entonces ¿Qué hacemos con los viejos? La persona mayor sola se va entristeciendo y entra en una depresión de tristeza. De saber que su tiempo ya pasó pero él o ella siguen ahí. Algunos  con una mente clara dentro de un cuerpo chatarra. Es triste el menosprecio que una parte de la sociedad moderna siente por las personas mayores. Los jóvenes no les interesa los consejos de los ancianos, mejor los encuentran en internet. Y luego pasan, las cosas que pasan.

Cuando se dice “viejo” la imagen de la vejez sigue siendo la misma de siglos atrás: la de un octogenario que no puede valerse por sí mismo, lleno de enfermedades, medio sordo, medio cegato y que se mea y caga encima. “Pero hoy No es así”.

Nunca entenderás el poder de tu juventud hasta que se haya ido. Y cuando pasen  los años y a través de las fotos mires atrás,  comprenderás que no eras tan feo como creías , te verás fabuloso y añorarás las posibilidades que tuviste. Realmente somos viejos cuando renunciamos a nuestros sueños, ahí es cuando se presenta la vejez y nos borra todas las ilusiones.  Y como dice la “impresentable “Christine Lagarde  presidenta del FMI, que vivimos más porque “los viejos no quieren morirse”.  Y digo yo: ¿Coño, y por qué no te mueres tú?

Vive la vida Contento que así vivirás muy bien, Que si te apuras te mueres y si no te apuras…también. ¿No te jode? Hasta en canciones nos lo dicen… la muerte es lo único seguro que tenemos.  Nadie escapa de ella. Es el número premiado de la lotería de la vida. Vaya mierda de premio ¿no?

Gilberto Varela.

Firmas, Gilberto Varela

3 respuestas to “Que si te apuras te mueres y si no te apuras…también. Por Gilberto Varela.”

  1. Nombre says:

    Vaya mierda de premio…verdad es que nos gustaría que fuese al revés, en vez de ir envejeciendo y vamos madurando en experiencia y sabiduría tambien fuésemos ganando en salud y así estar en mejores condiciones para afrontar la vida, por que por mas que hagamos por nuestra salud en la vejez…pues esta (la vejez) no nos perdona y al final nos pasa factura…pero mientras lo que tenemos que hacer es hacerle la guerra hasta el ultimo dia…y si hay que morir, moriremos con las “Botas puestas”·

  2. Gilberto Ramirez Santeliz says:

    Que bonita , palabras yo a mi 49 años , me sentado a pensar casi , lo mismo , sabes que cuando sea Grande quiero ser como Tu .

  3. Juana says:

    Bueno, al menos eso significa que hemos estado aquí y dejado huella

Deje una respuesta