Reflexiones desde la Roca. Volvieron. Por Máximo Díaz-Estébanez Linares.

dic 13, 2016 Sin comentarios por

La economía venezolana se fue al garete, la falta de moneda circulante obligó al gobierno a cambiar el cono monetario y para variar la culpa es… de otros como siempre.

Volvieron los tres ceros que había eliminado el comandante supremo, solo que esta vez realmente no son tres, sino seis, tres que quito y tres que añaden; es decir si hace 10 años algo costaba 1000 ahora cuesta 1000000, esto a simple vista muestra el camino que ha tomado nuestra economía… inflación.

Lo más triste no es solo el regreso de los ceros esto vendrá acompañado en enero de 2017 por otra herramienta más del régimen para someter al pueblo y es el sistema de carnet para las familias o en pocas palabras la tarjeta de racionamiento a lo cubana, pero en nuestro caso un poco más moderna, esto es simplemente otro método más para doblegar a la disidencia, ahora aparentemente según lo informado por el mal llamado presidente de la república este carnet será solo para pagar la comida de los CLAP y al paso que va la cosa esta será la única vía que se tendrá para acceder a los alimentos, ya que el gobierno aumenta la presión para que la poca comida que se produce en el país y la que llega importada, se les sea entregada para ellos distribuirla. En resumidas cuentas no mejora nada la situación y sin ser profeta del desastre empeorara.

 En otro orden de ideas, el pasado 7 de diciembre estuvimos un grupo nutrido de venezolanos en Europa haciendo entrega de varios documentos al presidente del Parlamento Europeo Martin Shultz, los documentos entregados fueron el informe de la situación de los derechos humanos en Venezuela elaborado por Human Rigth Watch, el reporte de situación de los presos políticos en Venezuela hecho por El Foro Penal Venezolano y más de 6000 firmas recogidas en la campaña #YoDenuncio que acompañaban una carta denunciando al régimen por la violación sistemática de nuestros derechos civiles y humanos tanto dentro de Venezuela como en el exterior, esta misma carta también fue llevada a la OEA y a la ONU; ese mismo día se sostuvo una reunión con diferentes eurodiputados de los distintos grupos que conforman esa cámara, donde se escucho la voz y testimonio de los venezolanos denunciando al régimen, vale la pena resaltar el testimonio de Gabriel Santa María, que fue preso político durante la jornada de la recolección de firmas del 1% para el revocatorio en Venezuela.

En esta oportunidad realice tres peticiones formales a los eurodiputados: Primera: Que se tomen acciones concretas y reales que vayan más allá de las posturas de repudio y exhortos como las que se han manifestado con anterioridad: Segunda: Se observen con atención y detenimiento toda transacción económica que involucre a personas, empresas o instituciones venezolanas sin importar la cuantía de la misma; y Tercera: Que se generen protocolos para facilitar la regularización a los venezolanos que se encuentren de forma ilegal en los países de acogida, de igual forma se facilite el acceso al trabajo y atender el problema de los pensionados.

Hoy Venezuela necesita de todos, hoy los venezolanos debemos luchar en todos los frentes posibles para rescatar el país de las garras de los tiranos, hoy más que nunca es válido el llamado que hizo Leopoldo López a la calle en Venezuela y en el exterior debemos apoyar todo movimiento que desenlace en el  rescate de la democracia hoy arrebata a nuestro país.

Fuerza y Fe.

#LuchaYCambio

#YoLuchoConVoluntadPopular

Máximo Díaz-Estébanez Linares

Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:

https://www.facebook.com/voluntadpopularislascanarias/

@VPCanarias

vp_canarias@hotmail.com

Si quieres leer otras Reflexiones desde la Roca visita www.maximodiaz.com

Máximo en Bruselas 1Máximo en Bruselas 2Máximo en Bruselas 3Máximo en Bruselas 4Máximo en Bruselas 5Máximo en Bruselas 7Máximo en Bruselas 8Máximo en Bruselas 9

Firmas, Máximo Díaz-Estébanez Linares
Sin respuestas a “Reflexiones desde la Roca. Volvieron. Por Máximo Díaz-Estébanez Linares.”

Deje una respuesta