EL NEGOCIO DE LA LUZ DEL QUE TODO EL MUNDO SACA TAJADA. Por José Ignacio Pagone G.

feb 11, 2017 Sin comentarios por
El Ministro Álvaro Nadal afirmo a principios de semana que España tiene que acostumbrarse a una energía cara, en momentos puntuales.
España no Sr. Ministro somos los ciudadanos los que  tendremos que acostumbrarnos a pagar los precios energéticos más altos de la CE. Esta situación que lleva años golpeando el bolsillo de las empresas, de las Pymes y de los ciudadanos y que nos resta competividad  para exportar los bienes y servicios españoles
En relación a la nueva legislación energética que prepara la Comisión Europea, el Sr Ministro que informo que aun están pendiente  algunas  interconexión tanto en gas como electricidad.
España está interconectada con Francia, y es su principal exportador, mientras que Alemania está dividida en dos en cuanto a los precios de la luz.
Acoto también que otras eléctricas se podrán meter en el mercado con las mismas condiciones que las eléctricas existentes, ofreciendo  garantía y seguridad, como el resto.
Los españoles pagamos muy caro el precio de la luz, este comentario no se refiere sólo a los picos alcanzados la pasada y esto sucede desde hace muchos y los más afectados,  son los consumidores.
Las eléctricas se han puesto a la defensiva y han decidido atacar al Gobierno acusándole de ser el responsable del alto precio, por la alta tasa impositiva y que se aplica al total de la factura 21 %.  Algo excesivo  según las eléctricas. Como al gobierno le gusta comparar los datos a nivel  europeo, hago referencia en base a los datos de 2015 de la Agencia Internacional de la Energía (IEA),sobre el IVA que se aplica , el Reino Unido, un 5%, es el país con menor IVA a la electricidad, frente al 6% de Luxemburgo y Bélgica,  10% de Italia, 13% de Grecia,  14% de Irlanda, 18% de Francia,  19% de Alemania, el 20% de Austria, Eslovaquia, Eslovenia y Estonia. España comparte la misma imposición que Países Bajos y República Checa, y dispone de unos tipos inferiores a los de Finlandia, Polonia y Portugal, donde el IVA  esta en el 23%.
Y aún hay más. Porque ese IVA se calcula sobre el total de la factura, lo que incluye potencia, consumo, alquiler del contador, peajes…
Pero la excusa de las eléctricas es un tanto irreal, porque también son culpables del excesivo precio de la luz en España. Para que se hagan una idea, el consumo sólo representa en 30% de la factura. El 70% restante son costes fijos e incluyen un poco de todo.  
Culpa de estos precios altos sucedió en el  2014 cuando se decretó una moratoria nuclear que paralizó la construcción de nuevas centrales nucleares. Se contentó a la población contraria a la construcción de mas centrales y a las empresas a las que se les canceló el proyecto el Gobierno los compenso con  6.000 millones de euros que los españoles han estado pagando hasta 2015 a través del recibo de la luz.
A eso hay que sumar que desde 2008 estamos pagando en la factura unos 70.000 millones en concepto de primas a las renovables, por vender la energía que producen.
Pero aún había espacio en los bolsillos así que en año  2000, se decretó al servicio como bien básico y obligaron a las compañías eléctricas a bajar el precio. Las compañías se quejaron y poco después nació el  déficit eléctrico con un bote de 23.000 millones y es lo que se llama “coste fijo”.
Es decir, lo incluyen en el recibo no como consumo, lo pagamos como peaje.
Como otro impuesto adicional  sobre la electricidad, una   tasa medio ambiental del 4,8%.
En un artículo anterior hice referencia  sobre los precios de la energía y como afectaba el crudo al cálculo de su precio final, bien en el caso de Iberdrola aproximadamente el 70 % de la energía producida corresponde a las renovables  y que el Sistema Eléctrico Nacional exporta el 1,3 % , eso quiere decir que mientras hemos bloqueado la construcción de nuevas centrales nucleares, que producen una energía limpia ,segura ,barata y durante muchos años , el poco excedente producido lo exportamos a Francia que está paralizando sus centrales Nucleares , esto hace que en los momentos picos se incrementa el precio de referencia y su consiguiente encarecimiento de la factura mensual mientras que Francia paga por un servicio.
Lo que no se puede entender es que el pasado diciembre los políticos  hicieron un pacto para evitar   la pobreza energética y pocas semanas más tarde la electricidad alcanza su precio máximo en plena ola de frío y que muchos hogares no dispongan de ingresos suficientes para calentar adecuadamente sus hogares.
La pregunta retumba por todo el país con una sociedad congelada por las bajas  temperaturas y el tarifado que nos quieren implementar.
Esto se parece a un intento de colar un nuevo incremento cubierto por la nieve.  La voz de alarma en redes sociales no se hizo esperar  y hoy el clamor de los ciudadanos se multiplico ante la vista gorda del gobierno quienes consideraron que la subida era normal. Más tarde ha entendido que debía tomar acciones concretas  y  ser consecuente e intervenir así como lo hizo en el 2013,  cuando el precio de la luz alcanzo  niveles máximos y en plena crisis.
El mercado de la electricidad en las condiciones como está  diseñado no tiene sentido y no refleja los costes reales de la generación y distribución de la energía. El gobierno manifiesta tener interés pero no toma acciones concretas y definitivas. Mientras tanto seguimos  pagando la luz más cara de Europa.
Algunas eléctricas se han anticipado y han enviado una carta a sus clientes notificando que el precio no se verá afectado por las recientes subidas.
Estos clientes cuentan con contratos de una duración mínima de un año, periodo en el que el precio que pagan se mantiene estable.
Esto incluye a las grandes empresas y Pymes que luchan para ser competitivos y muchas veces sacrifican los puestos de trabajo para mantener precios de mercado.
Esperemos que esta vez sea la definitiva y que algún grupo político se preocupe para elaborar una ley que realmente proteja a los ciudadanos de estos abusos.

José Ignacio Pagone Guerrieri.

Firmas, José Ignacio Pagone
Sin respuestas a “EL NEGOCIO DE LA LUZ DEL QUE TODO EL MUNDO SACA TAJADA. Por José Ignacio Pagone G.”

Deje una respuesta