LA ESTAFA QUE ALGUNOS TURISTAS BRITÁNICOS ESTÁN PERPETRANDO EN BENIDORM. Por José Ignacio Pagone G.

mar 11, 2017 Sin comentarios por

Me ha parecido tan importante lo que se ha reportado en diversas áreas turísticas por el aspecto económico que reporta perdidas al sector hotelero y ya se han comenzado a tomar acciones para frenar esta nueva modalidad de turismo gratis y además se requiere una modificación de la ley para que no se repita, considerando la próxima llegada del verano y que atraerá millones de turistas. El Hosbec de Benidorm  de Alicante, que agrupa a los hosteleros, ha hecho saltar las alarmas sobre la actuación de grupos de abogados británico desde el verano pasado que  tratan de incitar masivamente a que sus compatriotas, clientes de hoteles, que presenten reclamaciones falsas para recuperar el dinero gastado durante sus estadías en hoteles. En su comunicado ha señalado que hay varios chiringuitos ambulantes de abogados británicos han  prometido a los  turistas del Reino Unido que era posible recuperar el dinero invertido de sus vacaciones
La patronal ha indicado que hay otras zonas españolas afectadas por este fenómeno, como Canarias, Baleares y la Costa del Sol en Málaga, solo el año 2016 se contabilizaron perdidas por el orden de 60 millones de euros.

Entre estas posibles iniciativas se trabaja ya en una campaña de información a los clientes así como de hacer notificaciones masivas mediante el uso de los medios audiovisuales, televisoras y medios impresos, para que se divulgue el modus operandi.

De igual modo realizar una reunión  una reunión con los cuatro grandes operadores británicos y con la Oficina de Asuntos Exteriores del Reino de Inglaterra, puesto que creen que deben implicarse activamente para eliminar estos comportamientos y de otros que además se han detectado.

Los hoteleros de Benidorm quieren erradicar esta práctica inmoral y antisocial ya que obliga a los dueños de hoteles a tomar acciones más concretas de control.

Esta nueva modalidad de Fraude está perjudicando a todos los ciudadanos tanto nacionales como turistas que llegan al país.

Estos abogados ambulantes, que están haciendo su agosto particular en España, involucrando a los turistas Británicos que se prestan al cometimiento de hechos punibles por  el modus operandi utilizado-

Los casos de procesos de reclamación tramitados ante los turoperadores, al cliente se le indemnizan con un monto de euros descontados de la facturación del hotel, mientras que se pagan gastos de abogados de más varios miles de euros.

Estas cantidades se descuentan de la facturación del establecimiento sin que la dirección del hotel pueda intervenir en el proceso ya que el dinero lo reciben los tour operadores por el pago del servicio de alojamiento y comidas.

El número de reclamaciones se han multiplicado este verano coincidiendo con la presencia de los abogados ambulantes y  comparado durante el año 2015 el número de reclamaciones presentadas, en toda España, no superaba las 15 para algunos operadores, y en el año 2016  han tenido más de 200 De esta forma, en los últimos meses las reclamaciones a los hoteles de esta zona tan concurrida por turistas ingleses, galeses y escoceses ha llegado a un número cercano al millar de expedientes en 2016.

Los bufetes piratas se anuncian en el metro de Londres y solo piden que si alguien no se lo haya pasado bien en verano, que les llamen.

Una vez puestos en contacto, los abogados facilitan pruebas falsas, como un ticket  de medicamentos comprado en una farmacia de Benidorm y tramitan la reclamación. El demandante solo tienen que esperar que salga el pago y  hacer nada: solo esperar a recibir el monto de la factura abonada al  hotel.

Estos clientes, que cuentan con el asesoramiento de despachos de abogados especializados, donde simulan  enfermedades  sufridas durante la permanencia para que se dé inicio a la reclamación y que les devuelva el dinero , pese a que las han pasado muy en nuestro país. Todo para no pagar y hacerse pasar de listos.

La patronal ha logrado que el propio Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido haya lanzado un serio aviso a los ciudadanos británicos que tienen pensado pasar unos días en España acerca que de las  reclamaciones falsas interpuestas contra los hoteles son un delito y pueden acarrear multas económicas e incluso penas de prisión y expulsión del país.

De igual modo se ha detectado este tipo de denuncias fraudulentas en áreas residenciales donde denuncian daños en vehículos y otros bienes, simulando accidentes de tráfico y  haciendo reclamaciones falsas e interponiendo denuncias que a la larga no han podido prosperar ni satisfechas monetariamente por los seguros  por la falta de pruebas, involucrando a comunidades de vecinos que ya han sido alertadas por estos hechos ilegales.

Estos hechos de tentativa de fraude también se han reportado a las autoridades y cuentan con el apoyo de muchos vecinos que están notificando esta serie de hechos delictivos.

Como conclusión las áreas turísticas y las áreas  cercanas debemos estar alerta ante la presencia de estos ciudadanos en busca del dinero fácil y además se les ALERTA que en España más temprano que tarde se hace justicia.

José Ignacio Pagone Guerrieri.

Firmas, José Ignacio Pagone
Sin respuestas a “LA ESTAFA QUE ALGUNOS TURISTAS BRITÁNICOS ESTÁN PERPETRANDO EN BENIDORM. Por José Ignacio Pagone G.”

Deje una respuesta