Los flacos y los gorditos. Por Gilberto Varela.

mar 31, 2017 1 comentario por

¿Porque será que en casi todas las películas, los malos siempre son flacos con ideas  raras y retorcidas?. Tomando como partida el cine donde todos los villanos son flacos, con caras largas, manos huesudas, caras huesudas y  ojos saltones. En fin todo huesudos. Y en los cuentos de hadas  las brujas más malas y feas son flacas, horribles, con manos flacas huesudas,  con uñas largas, nariz flaca y prominente, también huesuda. Es como si la maldad estuviera en los huesos. Pero no es verdad,  pero…¿Por qué lo han reflejado así?

Malos de las peliculas

 Otra cosa, los zombies  todos son flacos “no hay zombies gorditos”.

¿Quién ha visto un vampiro gordo volando y chupando sangre? Nadie. 

Drácula es flaco, Nosferatus  (el primer Drácula de Cine) era más flaco que el carajo y hasta su sombra era flaca y larguirucha y daba miedo. En la Biblia los cuatro jinetes del apocalipsis, son flacos con caras de mala leche cuando van en sus caballos cargándose al Mundo. Y meten miedo. ¿Por qué reflejan la flacura con el miedo?

Y sigo sin explicarme: ¿porque no hay villanos gorditos?  No lo puedo entender. Si existen flacos “malosos” también  deberían existir gorditos maléficos.

Los gorditos  son como ese chico del instituto con gafas y granos en los cachetes, sentado solo, mientras el chico guapo y la chica guapa presumen delante de él. ¿Acaso no tiene toda la razón del mundo para querer destruirlos? ¿Acaso no lo querrías tú?

Nuestros padres, tendrían que ser conscientes de que la imagen es lo más importante, deberían habernos hecho admirar el estilo de los malosos, esos SI que llaman la atención.

Ver con buenos ojos al que viste diferente y no al que viste siempre con la misma ropa, a ese no lo quiere nadie. A menos que sea flaco, guapo, maltratador y vista siempre de negro, así sí. Y no ser un niño solitario que solo busca un poco de comprensión. Por que nadie te explica cómo es la cosa.

En las clases de primaria como en el Instituto  los malosos que destacan   pueden ser altos, bajos, listos o tontos. No hay un patrón sobre cómo debe ser el ideal. Pero nunca es el “gordito” de la clase. Sin duda alguna que dicho de esa forma estamos claros que los gorditos “no dan miedo” a menos que sean grandotes y con caras de TROLL. En cambio los flacos son otra cosa. Un flaco puede cambiar de “Celestial” a ser un “ente” y viceversa.

Tanto gorditos como flacos deberían recordar  no tiene nada  que ver de cómo somos en apariencia, si no, en cómo nos comportemos con los demás.

Que no se os olvide que: “No todos los flacos son malos… ni todos los gorditos son buenos” tanto los unos como los otros pueden ser la misma miasma.

Gilberto Varela.

 

Firmas

Una respuesta to “Los flacos y los gorditos. Por Gilberto Varela.”

  1. Nombre says:

    Todavia no me lo explico..¿por que será?…por que en la vida real hay de todo…jajajajajaja

Deje una respuesta