LA CAÍDA DE UN IMPERIO. Por José Ignacio Pagone G.

may 13, 2017 Sin comentarios por

Siempre hemos  escuchado que cada pueblo tiene el gobierno que elije y se merece, esto aplica tanto cuando se obtienen buenos resultados de prosperidad para sus habitantes   cuando se obtienen decepcionantes resultados y los habitantes sufren de reducción en su calidad de vida.

Este el caso del Reino Unido que de poseer una cuarta parte del territorio mundial conquistado y colonizado durante siglos como de manera consecuente  ha ido perdido territorios y su control económico, con los movimientos anti colonialistas  que dieron  inicio en la primera mitad del siglo XX  desafiando a una potencia , que cada vez tenía que preocuparse por los  problemas del día a día , en especial tras la Segunda Guerra Mundial  que su capital Londres quedo gravemente destruida por la aviación alemana y por sus famosos cohetes tipo V.

Aprovechando esta oportunidad  y la debilidad económica existente, primero la India,  territorios de Asia , de África reclamaron convertirse en estados independientes. Tras algunos intentos desastrosos de evitarlo, El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte tuvieron que aceptar el nuevo status quo y  a convertir el resto de las colonias  en lo que hoy en día es la Commonwealth.

El final del imperio unido a los problemas económicos que el Reino Unido tuvo que afrontar en  la crisis económica de la post guerra  el entregar su puesto de potencia  y cederlo  a los   Estados Unidos como primera potencia mundial y de paso se convirtió en su fuente de asistencia militar desde la segunda guerra mundial.

A partir de esa fecha sucedieron muchas cosas  hasta que en 1961 el Reino Unido, solicito su ingreso a la Comunidad Europea  y que se hizo efectivo  en 1973. Como

Las  consecuencias económicas no se hicieron esperar  y se  debilitación de los nexos  comerciales con las colonias y su acceso privilegiado al mercado británico. Luego en 1956 la intención del Reino Unido de invadir el canal de Suez por  su importancia para el tráfico marítimo obligo  al Reino Unido a  comprar la  participación  del Canal de Suez al Gobierno egipcio.

En 1952 el General Nasser   encabezó  un golpe de Estado contra el gobierno del rey Faruq , proclamando  la república y  reemplazo las políticas pro occidentales de la monarquía por una nueva política cercana al socialismo. En 1956, Nasser fue elegido presidente y, como parte de su nueva política   buscó nacionalizar el Canal de Suez (hasta ese momento en posesión anglo-francesa), en la que los Estados Unidos se opusieron a la intervención anglo-francesa en Egipto; puesto que aquella aventura podía poner en riesgo los intereses estadounidenses en el  Oriente próximo, acabando con los sueños de una potencia que desde siglos se había dedicado a la conquista y colonización de otros continentes junto a Francia ,Alemania, Italia , llegando a tener un 30 % del  vasto territorio africano. Este nuevo fracaso dejo al descubierto la debilidad británica como potencia y la consolidación de su decadencia iniciada en la posguerra. Durante la Guerra Fría solo había  dos superpotencias mundiales: EEUU y la URSS.

En el área del Caribe, África, Asia y el Pacífico, la descolonización durante la posguerra fue sucediendo muy de  prisa, en primer lugar por el crecimiento de los más poderosos movimientos nacionalistas. Reino Unido rara vez luchó para retener algún territorio. La mayor parte de los territorios británicos en el Caribe optaron por una independencia por separado, tras el fracaso de la Federación de las Indias Occidentales durante los años (1958–1962): a Jamaica y Trinidad y Tobago  en el año 1962 misma suerte tuvo  Barbados  en 1966.  Las islas más pequeñas del Caribe oriental alcanzaron la independencia en los setenta y ochenta, siendo  Hong Kong el último gran bastión de gran importancia que fue devuelto a China en 1997.

Es impensable ahora en el siglo XXI hablar aun de colonizaciones y de colonias cuando está demostrado que los ciudadanos están en contra de las dictaduras y los gobiernos autoritarios  que no permiten el crecimiento de los países  y el mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

El refrán que  unidos se prospera tiene un gran sentido que a trabajar solo y tener que comenzar todo desde un principio no tiene sentido en un mundo globalizado.

El tirón económico del Reino Unido  se registra por tener un mercado amplio y una índice de productividad elevado, pero cuando un país depende de las importaciones de componentes  fuera de sus fronteras y se aporta el valor añadido dentro de su territorio, le resta competitividad al producto terminado por el coste de la mano de obra y la depreciación de la divisa.

Desde que se aprobó el Brexit la economía británica registró un fuerte frenazo y en el primer trimestre del año en relación al  2016. El PIB creció un 0,3% frente al 0,7% del trimestre anterior. El dato está por debajo de las previsiones de los economistas.

Todos los  sectores de la economía   han sufrido el descenso de la demanda interna.

La economía de Reino Unido da síntomas de agotamiento prematuro  y es  primera señal de alarma de las consecuencias del Brexit. Después de las elecciones anticipadas se dará inicio de las negociaciones que serán muy largas , difíciles donde cada parte tratara de sacar la mejor tajada, pero la Premier anticipo que será de mucha importancia la seguridad de los ciudadanos de la Comunidad Europea y de los Británicos residentes en los estados miembros para garantizar su tranquilidad y si realmente cumplen con la promesa de tener solo unas docenas de miles de extranjeros , podrán estar seguro que la CE actuara de manera análoga y tendrán de vuelta a los  tres millones de británicos que actualmente residen en territorio de los países miembros.

 José Ignacio Pagone Guerrieri.

Firmas, José Ignacio Pagone
Sin respuestas a “LA CAÍDA DE UN IMPERIO. Por José Ignacio Pagone G.”

Deje una respuesta