Cuando las cosas no salen como las habías pensado. Por Gilberto Varela P.

jun 02, 2017 1 comentario por

¿Qué pasa cuando planificamos una cosa y nos sale otra que  ni remotamente teníamos pajolera idea?

Existen ocasiones en las que planificamos las cosas que queremos  hacer y cómo la queremos hacer, por ejemplo: a donde iremos las próximas vacaciones, o donde comenzaremos a currar o mejor dicho dónde y cómo queremos currar la próxima vez, como resolveremos  los problemas económicos, en fin, que  queremos hacer tantas cosas que hasta que ¡¡¡CATAPLUN!!… algo o alguien nos a escachado las ideas.

Por lo general la vida es:   según el color del cristal con que se mira.  Y cuando nos sucede algo  así, hay diferentes atajos por donde meternos. El más importante es que nos volvemos papilla, porque todas nuestras ilusiones o querencias se desvanecen, escurriéndose sin que podamos hacer nada… PERO NADA.

Y no hay cosa que moleste ni nos dé más rabia que se nos desbaraten los planes que habíamos hecho con calma, con cariño y que desde hacía tiempo lo teníamos en el coco. Que nos los impidan duele. La pregunta es: ¿Por qué no se dieron como lo había pensado? No lo entendemos, y rápidamente le echamos la culpa a alguien o pensamos  que es un castigo y no un aprendizaje “Karmatico” (que se entiende mejor) del cual tenemos que asimilar la lección, al igual que cuando estábamos en la escuela, que hasta que no aprendíamos la lección no podíamos ni de coña pasar a la siguiente, así es la vida. Vaya mierda. Si quería hacer las cosas como la tenía planificada y me salieron torcidas ¿Qué lección  tengo que aprender de esta experiencia? ¿Qué las cosas se pueden torcer  porque les da la gana, o que tienen vida propia como un ente?

¿O darnos cuenta si confiamos verdaderamente en lo que queremos y en lo que sentimos y si tenemos la seguridad de que las cosas se darán tal y como las manifestamos en nuestra mente?

Las dos  metafísicas que admiro: Luisa L. Hay y Conny Méndez  dicen: “piensa lo bueno y se te dará”… pero y ¿Cuándo no se dan… que debemos hacer? O es que ¿No estábamos pensando bien…? es un dilema bastante peliagudo.

No ponernos malcriados y  con pataleos porque de seguro que con el tiempo vendrá algo mejor de lo que teníamos en mente y nos darán la sorpresa… lo digo por experiencia, ya que  me ha sucedido varias veces… así que, aunque se chafen mis planes  acepto lo que venga…

Mi idea es: Apechuga con lo que tienes y trabaja con ánimo y optimismo por un mañana mejor, como si lo tuvieras al alcance de la mano… recuerda que: Dios aprieta pero no ahorca.

Gilberto Varela P.

Firmas, Gilberto Varela

Una respuesta to “Cuando las cosas no salen como las habías pensado. Por Gilberto Varela P.”

  1. Nombre says:

    así ES AMIGO….SI LO BUENO PASA…lo malo tambien pasara…O TENEMOS QUE SACARLO A EMPUJONES O A PATADAS….

Deje una respuesta