¿Qué es ser un CV? Un Canario-Venezolano. I y II parte. Por Eduardo Guerra B.

jul 25, 2017 1 comentario por

 I parte

Lo primero que hay que aclarar es que este artículo no pretende ser un ensayo sociológico, ni científico, que sirva para describir a un nuevo grupo etario; lo único que intento es empezar a definir a un grupo de personas que con los años hemos logrado, sin proponérnoslo, formar parte de la sociedad Canaria actual.

Las estadísticas, que son imprecisas, nos dicen que sólo en la Provincia de Santa Cruz de Tenerife (Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro) somos aproximadamente 100.000 Canarios-Venezolanos haciendo vida normal (en adelante y con la idea de resumir los identificaré como CV). En la gran mayoría de los casos, 70% u 80% de estas personas tenemos doble nacionalidad (pasaporte español y venezolano). Somos un grupo heterogéneo, proveniente de distintas clases sociales que se formaron en Venezuela, gente de familias pudientes, de clase media o muy humilde; jóvenes, adultos y mayores, hombres y mujeres en similar proporción, pero todos unidos por un sentimiento de venezolanidad canaria.

Los CV, han nacido en Canarias y se han ido a vivir a la Octava Isla para luego regresar, o viceversa, han nacido en Venezuela y hoy, por diferentes motivos, viven en Canarias. Un alto porcentaje de esos CV son hijos de padres y abuelos canarios que emigraron a Venezuela, de venezolanos natos casados con ellos, y de otros europeos que emigraron a Venezuela (sobre todo peninsulares, italianos, portugueses y otros).

> Ser un CV es saber dónde están los mejores guachinches, dónde comer la mejor carne fiesta, conejo frito, papas arrugadas con mojo verde y pescado salado, garbanzas y otras delicias de la gastronomía canaria. Pero también es saber dónde están las mejores areperas de la Provincia, en las que preparan las arepas fritas o asadas y se degusta una Reina Pepiada, o una arepa de Carne Mechada; así como saber dónde comerse una buena cachapa con queso de mano o un pabellón criollo. Es haberse disfrazado en los carnavales de Santa Cruz de Tenerife, haber bailado con la Billo´s, o con la orquesta Caracas y haber desayunado churros en el mercado de Nuestra Señora de África, para paliar la resaca.

> Un CV es aficionado del CD Tenerife, o de la UD Las Palmas de Gran Canaria (también del Real Madrid o del Barsa) y es también seguidor de la Vino Tinto.

> Ser un CV es disfrutar bailando en las discotecas o salas de baile “El Polvorete” de Pepe Benavente o “El Conejo” de Delbes. Es haber ido en caminata a visitar a la Morenita, la Virgen de Candelaria, y ser ferviente creyente de la Virgen de Coromoto.

> Todo CV se siente orgulloso escuchando a los Sabandeños tocar y cantar el Alma Llanera, a Benito Cabrera interpretando una isa; o viendo bailar magistralmente un joropo al maravilloso grupo Yacambú, o escuchando al gran Morocho Rafael Flores interpretar las mejores canciones venezolanas.

> Ser CV significa que se es partícipe en la política española-canaria, siendo simpatizante  o militante, inscrito o no, en alguno de los partidos españoles (Partido Popular, Coalición Canaria, PSOE, Ciudadanos, o de Podemos…) pero a su vez, mantener sus simpatías por los partidos políticos venezolanos (AD, COPEI, Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, y alguno que otro del PSUV).

> Ser un CV es ser un trabajador serio, honesto, integrado, o ser un emprendedor y haber invertido su dinerito en nuevas empresas, franquicias, en locales comerciales de los pueblos y en los Centros Comerciales de las islas.

> Los CV han traído a Canarias a sus hijos muy pequeñitos, o los han visto nacer aquí. Los han visto crecer, vivir su infancia y adolescencia estudiando en las escuelas canarias y luego graduarse de bachilleres o universitarios, para convertirse en nuevos ciudadanos CV.

> Ser un CV es estar agradecidos con la UCVE por todo el trabajo que hacen en pro de la comunidad canario-venezolana, así como otras ONG que persiguen el mismo fin.

> Un buen CV está pendiente de lo que pasa en Venezuela y trata de ayudar desde la distancia a nuestros compatriotas y a nuestro país, que está viviendo momentos muy  difíciles.

> Ser un CV es estar agradecido a esta tierra y a su gente por permitirnos vivir aquí e integrarnos a sus costumbres y aceptar las nuestras.

> Ser un CV es esto y muchas otras cosas que no caben en este artículo, y que seguiremos desarrollando en una segunda parte.

Eduardo Guerra B

Director del diario digital VenezuelActiva.com que se edita en Tenerife.

Artículo tomado de la Revista Canaria Venezolana, edición de Junio 2017.

Parte II

Venezuela Canarias

En el artículo anterior dijimos que no pretendíamos escribir un ensayo de carácter sociológico, y que solamente buscábamos definir qué es un Canario-Venezolano, es decir, qué es un CV.

Al describir algunas de sus características no pudimos evitar darnos cuenta de que somos un grupo social en ascenso, integrados en la cultura canaria, con un valor importante en lo económico, social, político y cultural, y que con el tiempo empezamos a tener influencia en el devenir del pueblo canario.

Aunque las cifras estadísticas no son exactas, el número de CV viviendo en el territorio canario ronda en una horquilla de 100.000 personas, que algunos entendidos estiman en 200.000; y que dada la difícil situación que se padece en Venezuela, puede seguir creciendo la emigración de CV al archipiélago, en virtud de que la comunidad de canarios (en tres generaciones) viviendo en Venezuela puede pasar de 500.000 personas.

Si consideramos que a la fecha, el número de habitantes en Canarias ronda los 2.100.000 habitantes, los CV pudiéramos representar el 10% de la población, toda una responsabilidad y oportunidad para mantener en alto los gentilicios.

Puestos a pensar: ¿Y qué más nos define como un CV?

> Los CV celebran dos veces al año el Día de la Madre y el Día del Padre, aunque las madres y los padres estén aquí o allá.

> Los hijos y nietos de los CV reciben dos veces regalos en la época de navidad: los que les trae el Niño Jesús el 24 de diciembre y los que les traen Los Reyes Magos el 6 de enero.

> Los CV añoramos el vuelo directo entre Caracas y Tenerife que por muchos años mantuvo Santa Bárbara. Será un sueño volver a tenerlo.

> Los CV celebraron bodas, bautizos y otros tipos de fiestas en el Hogar Canario del Paraíso en Caracas, o en los clubs canarios que están por toda Venezuela. Aquí en Tenerife seguro visitaron alguna vez la Casa Venezuela que está en la Laguna. Hacen falta más Casas Venezuela en toda Canarias.

> Los CV tienen asignados varios botones de la radio del coche (o los del carro) para escuchar a diario a Julián Arteaga, Wolfgang Perdomo, Carlos Sánchez, o a Rhuzzo Matheus; y claro… recordar con cariño la desaparecida Radio Millenium cuyo slogan era “La emisora transparente, la radio que se ve”.

> Cuando los CV quieren saber sobre los temas de extranjería y emigración escuchan el programa “Tentempié Legal” de la Dra. Albania Oyarzún por Puro Sabor FM.

> Cuando se lo proponen, los CV logran coronar con éxito sus propósitos, si no pregúntenles cuántas firmas, caravanas, marchas, reuniones y horas pasaron para conseguir la homologación y canje de la Licencia de Manejar por el Carnet de Conducir.

> Los CV siguen con fervor el campeonato de Béisbol Profesional de Venezuela, a través de la prensa y radios venezolanas que consiguen por internet, y cuando termina la liga venezolana, siguen la liga de Béisbol de España y asisten al pequeño estadio del Burgado en el Puerto de la Cruz, para ver jugar y ganar a Los Marlins de Tenerife.

> Los CV tienen la suerte de conseguir en Canarias todos los ingredientes y elementos para hacer las ricas Hayacas (hasta el pabilo) que se sirven en navidad, junto con el Pan de Jamón, Pernil y la Ensalada de Gallina, combinando con los Langostinos, Cherne, Pata Asada, y las tradicionales Truchas de Cabello de Ángel.

> Todo CV que se precie, ya tiene en su armario su Traje de Mago, o alguna pieza o sombrero del traje y está pendiente de ir a la romería de su pueblo.

> Los CV han aportado a la gastronomía canaria los famosos Tequeños, los pioneros son Carmen y Mario, Los Reyes del Tequeño, y a partir de ellos otro grupo de buenas fábricas de tequeños que venden su producción en todo el archipiélago.

> Los CV iban al gran teatro Teresa Carreño en Caracas, ahora van al espectacular auditórium Adán Martín de Tenerife.

> Los CV veían y disfrutaron la Radio Rochela, Cheverísimo o Bienvenidos, y en Canarias se siguen riendo con En Clave de Ja, que se transmite por la Televisión Canaria.

> Los CV cuentan con una generación de actrices y actores venezolanos que están trabajando con éxito en las distintas salas de teatro de las islas, entre ellos, Elizabeth Morales, Verónica Núñez, María Laura Marrero, Elisa González, Crisol Carabal y Aldo Tejera.

> Los CV son bilingües, hablan y escriben perfectamente canario-venezolano, saben, entienden y comprenden en el acto que es: Una rotonda, glorieta, o redoma; el salpicadero del coche o el tablero del carro; que no es lo mismo un bocadillo en Canarias que un bocadillo en Venezuela; que no es lo mismo un plátano en Canarias que un plátano en Venezuela, que no es igual la frase “Me Provoca” en las islas, que en Venezuela;  y así podríamos hacer un diccionario CV de más de mil palabras.

Quizás lo hacemos…

Eduardo Guerra B.

Director del diario digital VenezuelActiva.com que se edita en Tenerife.

Artículo tomado de la Revista Canaria Venezolana, edición de Julio 2017.

 

Firmas

Una respuesta to “¿Qué es ser un CV? Un Canario-Venezolano. I y II parte. Por Eduardo Guerra B.”

  1. Antonio Prieto Negrín says:

    Excelente tu articulo, amigo, ahí esta resumida nuestra idiosincrasia venezolana. Como para no olvidarla. Te felicito.

Deje una respuesta