REFLEXIONES. El vuelo del halcón. Por Angélica Perozo Piña.

ago 12, 2017 2 comentarios por

El vuelo del halcón.

Vuela el halcón, vuela lejos sin mirar atrás. Se va y su amada no lo ve marchar. No hubo tiempo de flores, ni de perfumes, no hubo tiempo para una mirada más.

Hubo un poema que se quedó atascado en un atardecer. Hubo olas, hubo aleteos, hubo gorriones escondidos detrás de los arbustos, husmeando el gorgoteo de sus corazones húmedos, buscando entender en ellos el andar peregrino que alejó sus picos y separó sus alas.

Tan inesperada fue su partida, como ansiados fueron sus besos. Tan desconsolada quedó su amada, como impregnados de alas abrazadas quedaron sus recuerdos.

Se llevó su cortesía al marchar y sólo dejó un derroche de palabras sin estrenar y un montón de “te quiero” bordados en la espuma de aquel mar.

No sintió el frescor de los suspiros que lo llamaban, o quizás le sirvieron de impulso para empujar su vuelo. No escuchó el susurro silencioso que pronunciaba su nombre mientras dormía, o quizás fue el ruido que perturbó su sueño.

Le robó un par de besos… quizás más de un par, y entonces voló y voló. Y las nubes nublaron su vuelo y la luna lo espero en la noche y embrujó con su plata la punta de su corazón. Y embrujado se quedó, mientras siguió su vuelo y no supo mirar atrás.

Sigue el halcón su vuelo sin saber a dónde va. Sigue perfumando corazones con el embrujo de la luna que lo atrae a su desván. Se esconde, juega, aterriza y vuelve a volar. Se inventa mil excusas para no volver atrás, pues no se atreve a enfrentar la mirada de su verdad.

¡Que soy verdad!, le gritaron desde allá y el halcón no supo hacia dónde mirar. Entonces hizo lo que sabía hacer, y voló sin retorno, sin mirar atrás. Se llevó en sus alas el final de un beso que no pudo acabar, que se quedó dormido y ya no pudo despertar. Y dejó en su partida la soledad de un abrazo roto, olvidado en una esquina de la tarde que una vez los hizo soñar.

Angélica Perozo Piña.

Nota del Editor: Estimado lector, si Ud. quiere leer todos los artículos de nuestra colaboradora, le invitamos a visitar su blog: www.angelicaperozop.blogspot.com, o ir a la casilla “buscador”, que está en la parte superior derecha de nuestra página de inicio, poner el nombre de Angélica Perozo Piña y tendrá a su disposición todos sus excelentes artículos.

Angélica Perozo, Firmas

2 respuestas to “REFLEXIONES. El vuelo del halcón. Por Angélica Perozo Piña.”

  1. Ángel Roberty says:

    Que bonito cuento con aroma a poesía.
    Me recuerda quienes han partido a otro lugar o a otro mundo sin posibilidad de retorno.
    Recién estuve despidiendo mi segunda hija en el aeropuerto con destino a la madre patria y el entorno parecía un funeral colectivo por los llantos y tristezas de despedidas en lugar de alegría por un viaje como antes fue.
    Te felicito Angelica ! Cada vez más refinado tu verbo ahora con toque a poesía .
    Un gran abrazo.

  2. Angélica Perozo says:

    Gracias mi querido Ángel Arturo, por sentir mis letras y vivirlas y valorarlas. Cada palabra guarda un sentimiento y es capaz de tocar la vivencia de cada quien a su modo. Allí está el arte de la palabra y tú le has dado un sentido muy especial. Un abrazo grande.

Deje una respuesta a Ángel Roberty

Cancelar respuesta